El tiempo en: Jaén
Miércoles 17/04/2024  

Navalcardo

Siempre estaba allí

Recientemente este periódico cumplió un año más. Concretamente dieciocho noches de San Antón han pasado desde que saliera a la calle

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Aurelio Villar. -

Recientemente este periódico cumplió un año más. Concretamente dieciocho noches de San Antón han pasado desde que saliera a la calle y se hiciera un hueco en la sociedad jiennense a partir de aquel 16 de enero del año 2006.

En aquella primigenia redacción de un modesto primer piso de la calle Bernabé Soriano,se daba forma a este diario que salió a la calle llevando en su cabecera la proclama con que orgullosamente concluyen los versos de Federico de Mendizábal musicados por el Maestro Cebrián y que los jaeneros entonamos como himno:Viva Jaén.

Y en aquellos primeros pasos del periódico que irrumpió con fuerza porque nació siendo gratuito y así perdura, bajo la dirección de Antonio Garrido – maestro de periodistas- se conformó una redacción que mezclaba veteranía y juventud por igual. Si la juventud venía dada por aquellos periodistas prácticamente recién titulados como Jesús Martínez o Aurora Guzmán, la veteranía venía de la mano de Aurelio Villar Colmenero que ya había forjado un largo recorrido en la prensa local y provincial y eso le hacía custodiar no sólo innumerables contactos con prácticamente todo Jaén, sino conocer y reconocer Jaén al milímetro, virtudes que fueron fundamentales en aquellos primeros e ilusionantes meses de este periódico que vino para quedarse y hoy sigue entre nosotros, distinguiéndose especialmente por su carácter gratuito.

Precisamente por eso, Aurelio con su socarronería, cuando la noche iba imponiendo el cierre de la edición que vería la luz al día siguiente, a veces se reía de sí mismo sabiendo que este periódico acabaría destinado a guarecer el fondo de la jaula de una canario, envolviendo el pescado del Mercado de San Francisco – y lo decía por su condición de “Villarillo”- o recubriendo la cara de un detenido en su puesta a disposición judicial, tal y cómo sucedió en un homicidio que tuvo lugar en octubre de 2006, donde el detenido evitaba mostrar su identidad ante los medios cubriéndose con un ejemplar de Viva Jaén.

Aurelio nos dejó el pasado verano. Y Jaén siente su pérdida porque él era uno de aquellos jiennenses que a su modo “hacen ciudad”. Ejercía el periodismo comprometido con esta tierra y con su vocación, acudiendo a buscar la noticia donde fuera necesario sin quedarse esperando a que la noticia tuviera que llegar. Supo adaptarse,  reconvertirse en lo digital y reinventarse al frente de la revista Todo Jaén en estos últimos años. Donde hubiera una convocatoria, o surgiera la noticia, Aurelio siempre estaba allí.

Días atrás la Asociación de la Prensa de Jaén ha querido recordar y homenajear al compañero que con su labor, ha dejado una huella en la prensa local. También en la sociedad jiennense. Y quizás sin saberlo, también un pequeño legado en su hermano Miguel, que perpetua los apellidos Villar Colmenero con sus columnas de opinión en la prensa de Jaén.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN