El tiempo en: Jaén
Miércoles 21/02/2024  

Andalucía

La Junta prevé un camino lento de recuperación del empleo

El Gobierno andaluz espera que se revierta la situación en 2011 y se crezca de forma moderada, definiendo 2010 como un año de luces y sombra por la crisis y el paro, aunque Arenas considera que es el de más impuestos y más recortes

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La portavoz del Ejecutivo -
El Gobierno andaluz prevé que 2011 se invierta la evolución de la economía de forma que se pase de la recesión y destrucción de puestos de trabajo actual a un crecimiento a “ritmo moderado” del empleo, un “camino que será lento” y que empezará a consolidarse a finales de año.

Este es el escenario que trazó ayer el Ejecutivo autonómico ante lo que definió como el “principal” problema de la comunidad y la “elevada tasa” de desempleo.

La consejera de Presidencia, Mar Moreno, resumió gráficamente la gestión de la Junta en 2010 en la frase un año de “luces y sombras”, sombras por la crisis y el desempleo (casi un millón de parados) y luces por la respuesta “solvente” de la Junta a la situación y al mantenimiento de las políticas sociales, precisó.

“Todas las previsiones hablan de final del 2011 en un camino lento de recuperación del empleo perdido. El próximo año se invertirá el signo y podemos estar en un crecimiento positivo a un ritmo moderado”, aseveró. La Junta -repitió- “no tiene recetas mágicas contra la crisis o el desempleo, pero sí trabajo y respuestas solventes que darán resultados, solidez en las cuentas y exportaciones que van creciendo”.

La consejera sostuvo que, pese al “duro año” para los andaluces y el Ejecutivo, la crisis “no ha tambaleado” los fundamentos de la Junta, que “ha mantenido” la igualdad y la cohesión social en lo que definió como una “hoja de ruta sólida y solvente” trazada por el presidente andaluz, José Antonio Griñán, para salir en “mejores” condiciones de la recesión.

“La tasa de paro es elevada y es la principal preocupación del Ejecutivo, y ahí seguiremos volcando los esfuerzos para seguir protegiendo a capa y espada a las familias con las políticas sociales”, recalcó. Frente a esos “esfuerzo y la intensidad” de la gestión de Griñán, el Gobierno contrapuso la actitud del PP-A y de su líder: “Javier Arenas ha estado aplaudiendo cada problema y el Gobierno y Griñán remangándose ante cada problema”.

Según el análisis de la portavoz, el Gobierno andaluz se ha caracterizado en el año que concluye por la defensa de la políticas sociales, por ser “exigente y combativo” con el Ejecutivo de Zapatero, por la “seriedad y la austeridad” en la cuentas públicas, por ser la comunidad que “más medidas y recursos” ha movido contra el paro y la crisis, y por haber “liderado y marcado” la iniciativa política respeto al resto de comunidades autónomas.

Moreno se detuvo en las cien acciones de gobierno más destacadas llevadas a cabo por el equipo de Griñán, Consejería a Consejería o las treinta medidas fiscales, de austeridad, de apoyo a la empresas andaluzas o al empleo anunciadas y aprobadas por el presidente en su investidura.

En este “duro y difícil” año, aprovechó para agradecer a los funcionarios y trabajadores el “esfuerzo realizado, más allá de las protestas” por el decreto del sector público, en el que admitió “dificultades” de entendimiento.

No dudó en señalar que, pese a los dos cambios en el Gobierno autonómico y la crisis provocada por la dimisión del ex vicesecretario general del PSOE-A Rafael Velasco, estas situaciones han servido para “reforzar los equipos y no perder la cara a los problemas”.

No incluyó inicialmente en su balance los movimientos de la cajas andaluzas y las fallidas fusiones, si bien preguntada por el asunto respondió que la Junta “no puede decidir” el futuro de las entidades. “Faltó consenso entre los partidos que están en las cajas. El sistema financiero está manos del Banco de España y han predominado más los criterios de solvencia y solidez que los territoriales”, esgrimió.

El mismo día de este balance, la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha admitido a trámite la querella por presunta prevaricación presentada por el Sindicato Andaluz de Funcionarios de la Junta de Andalucía (Safja) contra el presidente andaluz, José Antonio Griñán, y los trece integrantes del Consejo de Gobierno.

Esta denuncia, de la que se ha dado traslado al Ministerio Fiscal, está relacionada con los acuerdos adoptados por el Gobierno andaluz para reorganizar el sector público andaluz, según ha informado un comunicado del Safja.

Ésta es la segunda querella que presenta este sindicato tras la interpuesta ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que no entró en el fondo del asunto al considerar que no era de su competencia a estar afectadas personas aforadas.

Safja reclama la derogación de los decretos-ley sobre reordenación del sector público andaluz aprobados por el Ejecutivo autonómico.

Arenas dice que ha sido el año de más impuestos

Mientras, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, cree que no se pude hacer un balance positivo del año cuando en Andalucía hay 135.000 parados más que en 2009, y dijo ayer que que 2010 se ha caracterizado por “más impuestos, muchos recortes sociales y menos inversiones”.

“La peor forma de luchar contra la crisis es la subida de impuestos”, dijo Arenas, que aseguró que en Andalucía es “donde más impuestos se paga de España”.

En declaraciones a los periodistas en Jaén, donde visitó la Catedral y se reunió con asociaciones vecinales, señaló que hay “dos cifras que reflejan una gran tragedia humana”: los más de 350.000 hogares que no tienen ningún ingreso, y los más de 135.000 parados más que en 2009.

Según el dirigente popular, no se trata solo de un año “de crisis económica, o política, sino de una crisis social extraordinaria”.

También se ha producido, añadió, “la gran barbaridad de los decretazos” del sector público, las inundaciones sin respuestas o el “abandono de la agricultura de cara al futuro”.

Arenas también se refirió al aplazamiento del impuesto sobre bolsas de plástico o agua, apuntando que es “una decisión acertada” pero el “desacierto”, aseguró, está en que “la misma barbaridad supone poner en marcha esos impuestos, que no existen en otras comunidades”, en enero que en mayo.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN