El tiempo en: Jaén
Sábado 27/02/2021

Un par de botas de fútbol

El artista jienense Fernando Lorite ha escrito y dirigido su tercer y más personal trabajo cinematográfico

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El director y el niño Carlos Rueda en las escaleras de la plaza de San Juan, donde se rodó parte del corto.
  • El corto contó con un presupuesto de sólo 600 euros y está rodado íntegramente en la capital
Finales de los setenta, principios de los ochenta. Mientras el país comienza a deshacerse de los SEAT 127 y del centro político y acuna a la última generación de niños que jugó y correteó por las calles y plazas de una ciudad como Jaén, la madre de Óscar debe decidir si estira el enjuto presupuesto familiar para comprar a su hijo unas botas de fútbol, además de las gafas que ha vuelto a romper, en esta ocasión, en vísperas de su cumpleaños.
Con esta sencilla trama argumental presenta mañana Fernando Lorite “Las botas de fútbol” en el Teatro Infanta Leonor (21 horas). “He querido contar la sencilla historia de un niño, de sus sueños y de sus anhelos y creo que en este corto ya se puede ver un lenguaje cinematográfico propio”.

Con un presupuesto de 600 euros y tras “Hilados” y “Sin tu ausencia”, sus dos primeros cortometrajes, “Las botas de fútbol” es el trabajo más intimista, onírico y reflexivo del joven autor jienense, ganador del premio Emilio Ollero para artistas jóvenes andaluces y finalista con mención especial del premio “Caja España”.

Escenario: Jaén 

El cortometraje fue rodado durante los meses de septiembre y octubre de 2007 íntegramente en Jaén, con la plaza de San Juan como escenario de un partido de fútbol entre niños. “Alfred Hitchcock recomendaba no trabajar nunca ni con animales ni con niños y a mi no se me ocurrió otra cosa más que juntar a siete niños para contar esta historia”, bromea Lorite, que no obstante, no tiene más que palabras de agradecimiento para todo el equipo que hizo posible el cortometraje y en especial para Carlos Rueda, el niño que interpreta a Óscar, que asegura que no quiere ser actor. “No sé qué quiero ser, tal vez veterinario”, apunta el protagonista, que en su primer trabajo ante las cámaras, desborda naturalidad y espontaneidad, según explica el director.

COMENTARIOS