Quantcast
El tiempo en: Jaén
Sábado 23/10/2021

Acento andaluz

Andalucía, ¡a los mercados!

Ahora que el sistema financiero ha abierto de nuevo el grifo del crédito a empresas, es hora de que s gobiernos regionales recuperen su autonomía

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Nadie tiene derecho a laminar la autoestima de los pueblos y de las personas. Todos los territorios y sus habitantes deben avanzar desde el orgullo de sus conquistas globales e individuales. Andalucía y los andaluces tienen sobrados episodios de logros para sacar pecho de lo alcanzado para seguir ganando un futuro próspero que le permita recortar diferenciales históricos de paro y renta por culpa del yugo del franquismo que siempre vio a nuestra tierra como un lugar para únicamente cultivar el campo y para su ocio y descanso mientras que primaba la industrialización del norte. Todo ello acabó con el Estado de las autonomías.

Sin embargo, la catarsis colectiva de intoxicación que ha propiciado la crisis económica en todos los órdenes de la vida ha sido empleada por el Gobierno central, del PP, como coartada para justificar, con efectos recentralizadores, medidas que han mermado la capacidad de maniobra de los territorios. El caso más sangrante ha sido el de la asfixia financiera. Mediante el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) ha sacado pecho el presidente en funciones, Mariano Rajoy, para afirmar, sin ningún atisbo de rubor, que han salvado de la bancarrota a muchas regiones, obviando que cobró y sigue cobrando a las autonomías unos onerosos intereses, muy por encima del precio del dinero.

Así las cosas, ha llegado el momento, ahora que el sistema financiero, por fin, ha abierto de nuevo el grifo del crédito a empresas y particulares, de que de nuevo los gobiernos regionales recuperen su autonomía y suficiencia financiera acudiendo a los mercados para lograr dinero. En esa dirección trabaja la Junta de Andalucía que pretende, en breve –como comentó el pasado martes en Acento Andaluz la consejera de Hacienda, María Jesús Montero-, dar un golpetazo en la mesa y salir en busca de recursos bancarios para desprenderse de una vez por todas de la condicionalidad permanente que el Ministerio de Hacienda incorpora a sus créditos como implacable usurero.

El Gobierno andaluz está estudiando con detalle los mercados para, en cuanto ofrezca mejores condiciones que el Ministerio a través del impopular FLA –actualmente un 0,85 % cuando el dinero está al 0%- financiarse libremente. Ya lo planteó Madrid, comunidad gobernada por el PP, que lanzó un serio envite al ministro Montoro, quien tuvo que claudicar ante la insistencia de su compañera de partido Cristina Cifuentes. ¿Será tan condescendiente con Andalucía cuando la Junta plantee recuperar su autonomía financiera? Está servida una nueva batalla entre Moncloa y San Telmo.

TE RECOMENDAMOS