Quantcast
El tiempo en: Jaén
26/06/2022  

Cádiz

La negociación entre los sindicatos y la patronal del metal vuelve a fracasar

Cádiz vivirá hoy su cuarta jornada de huelga indefinida tras acabar sin acuerdo esta madrugada la segunda reunión, que duró ocho horas

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�n
  • Tercer día de huelga indefinida en el sector del metal de la provincia de Cádiz

La segunda reunión entre los sindicatos UGT y CCOO, y a la Federación de Empresas del Metal de Cádiz (Femca) para desbloquear el convenio del sector del metal y poner fin a este conflicto laboral ha fracasado esta madrugada. Según informó el secretario general de FICA-UGT, Antonio Montoro, "ha sido imposible llegar a un acuerdo" por la postura "intransigente" de la patronal durante ocho horas de negociación. 

Montoro apunta que Femca ha ofrecido "unos fijos que no fgarantizan el IPC, uno de los mandatos que los sindicatos han recibido de los trabajadores". El segundo mandato, añadió, es volver a negociar un nuevo confenio colectivo para recuperar derechos". Hoy, a las 12.00 horas, comparecerá ante los medios en Cádiz.

El representante de Femca, José Muñoz, declaró a EFE, por su parte, que "hemos hecho movimientos tremendos, buscndo nuevas formas para acomodar el objetivo de los sindicatos" sin que los salarios aumenten desde 2021 según el IPC para no perder poder adquistivo, con los planteamientos financieros de las empresas, que no cuentan con recuperar músculo perdido por la pandemia hasta 2023 o 2024.

La primera reunión duró más de 12 horas, y en ella los portavoces sindicales denunciaron igualmente la postura “intransigente” de la patronal durante la negociación y de “haber pasado los límites de la buena fe”. Por su parte, la patronal consideró que la posición sindical sigue siendo “inasumible y no muestra voluntad de acercar posturas”. 

Desde UGT aclararon que, durante la primera reunión, “los sindicatos estuvieron poniendo propuestas para dar salida al conflicto, pero con una premisa fundamental para el sector, respetar el poder adquisitivo de los trabajadores, una referencia al IPC real, pero con distintas fórmulas que hemos ido variando durante la negociación y Femca en ninguna ha estado acerca, incluso cerrando un convenio por dos años”.

De esta manera Cádiz está abcada a vivir una cuarta jornada de ghuelga indifenida. Las protestas ayer comenzaron a primera hora de la mañana cortando el tráfico del Puente José León de Carranza y alguna que otra carga policial en la avenida Astilleros.

Posiblemente el grito de “ni un paso atrás en la huelga del metal” fue el sonido más escuchado por las calles de Cádiz durante este jueves que se saldó sin detenidos ni heridos. “Somos obreros, no delincuentes”, así comenzaba la movilización que recorrió diferentes puntos de la capitales provocando numerosas retenciones en avenidas principales y en el casco histórico, y donde los trabajadores reivindicaron que esta es “una lucha pacífica”. Justo antes de la llegada a la plaza San Juan de Dios, los manifestantes contaron con el apoyo del alcalde de Cádiz, José María González, que quiso sumarse a la movilización.

Intervención del alcalde

Sin duda, el momento más épico de la movilización de este jueves se vivió en la avenida Cuesta de las Calesas cuando el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, fue al encuentro de los manifestantes para expresarles todo el apoyo del equipo de gobierno en esta semana de reivindicaciones.

Poco tardó en coger el megáfono, entre aplausos y vítores, para dejar claro que “hemos tenido que meterle fuego para que en Madrid se fijen en nosotros”. Los trabajadores y empleados escucharon atentamente las palabras que les dedicó el regidor en las que destacó que “en Cádiz somos todos obreros, y no delincuentes, porque defendemos el plato de comida encima de las mesas de nuestras casas y nada más”.

“Que un operario del metal no pueda cogerse vacaciones sin miedo a que lo despidan, eso sí es violencia. Décadas de precariedad, eso es violencia sistemática”, gritaba el primer edil a través del megáfono.  

Para finalizar, el regidor gaditano aclaró que “este Ayuntamiento estuvo, está y estará con vosotros”. Acto seguido, los manifestantes abrazaron y aplaudieron a González reanudando la marcha hasta la plaza de La Catedral.

Una movilización pacífica

Una vez dentro del casco histórico, una ola de trabajadores del metal recorrió múltiples calles hasta llegar a la plaza de La Catedral donde, tras tomar un descanso, se dieron muestras de apoyo y ánimo. “Violencia es no poder llegar a fin de mes”, gritaba un empleado a través del megáfono. Entre turistas y comercios que aplaudían este movimiento, los manifestantes se desplazaron hasta la plaza San Antonio donde se sentaron frente a los agentes de la Policía Nacional con las manos en alto, repitiendo el grito de “somos obreros, no delincuentes”. La movilización tomó rumbo a Puerta Tierra, donde se disolvió entre abrazos y gestos de compañerismo, y a la espera de ver qué ocurre en esa mesa negociación en la que definirá el futuro próximo de los empleados.

Durante este tercer día de huelga indefinida apenas se produjeron actos violentos y la concentración tuvo un carácter más reivindicativo. Y es que ya empieza a notarse el cansancio de estos trabajadores que arrastran un conflicto laboral que pone en jaque el futuro de sus empleos y sus familias.

Cabe recordar que la negociación del convenio del sector del metal afecta directamente a más de 25.000 puestos de trabajo entre la Bahía de Cádiz y el Campo de Gibraltar. Tras el constante rechazo a los actos violentos vividos en Cádiz durante esta semana, los manifestantes expresaron ayer sus “ganas de volver a trabajar” y su esperanza por no perder poder adquisitivo y no seguir inmersos en esta situación de incertidumbre. Solo queda esperar y ver si ambas partes alcanzan un acuerdo satisfactorio que finalice el conflicto.

TE RECOMENDAMOS