El tiempo en: Jaén
Lunes 24/06/2024  

Cádiz

Carlos Díaz, de aspirar a gestionar Parques y Jardines a llevar el bastón de mando 16 años

Sin acuerdo sobre la candidatura en 1979, con Jaime Pérez Llorca y José Manuel Duarte, el PSOE optó por un Carlos Díaz al que apartó con mala fortuna en 1995

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Carlos Díaz, con Fran González, en imagen de la cuenta de X de éste. -

Carlos Díaz admitía sin ambages que, “sin pensarlo, me llevé 16 años como alcalde”. Lo cierto es que, en principio, de cara a las municipales de 1979, el abogado sevillano, afincado en Cádiz desde los 15 años, tenía reservado el número siete de la lista y se había postulado como delegado municipal de Parques y Jardines, aunque el Urbanismo también se hallaba entre sus intereses. Pero, según dijo, “por cosas de la política que nunca he entendido, me vi encabezando la lista” que, si bien no obtuvo el mayor número de votos, acabó gobernando gracias al apoyo del Partido Socialista de Andalucía y el Partido Comunista, en detrimento de Pedro Valdecantos, de la UCD, que ganó.

Ignacio Moreno, secretario personal siete años de Carlos Díaz, rememoró este lunes, en el tanatorio de Servisa, donde fue despedido por sus familiares, autoridades públicas y ex compañeros de Corporación y partido, cómo fue aquello. “Cuando preparamos la candidatura” con Rafael Román y Ramón Vargas Machuca, se pusieron los nombres de Jaime Pérez Llorca y José Manuel Duarte sobre la mesa. “No nos pusimos de acuerdo”, relató, y se planteó entonces el nombre de Carlos Díaz. “Llamamos a Alfonso Guerra y nos dijo que se haría lo que decidiéramos”, continuó. Sus formas educadas, amables, elegantes y su formación (no en vano estuvo vinculado a UGT, antes trabajó para el Gobernador Civil para dar los primeros pasos en la nueva organización administrativa y era técnico de la Seguridad Social) sedujeron a la cúpula socialista.

En el primer mandato, con el Ayuntamiento arruinado, la gestión se hizo imposible, pero, aunque austero, fue lo suficientemente ambicioso como para ganarse la confianza del electorado, que le dio mayoría absoluta hasta 1995. En vísperas de la cita electoral, se produjo la revuelta de los siete concejales a raíz de la destitución de José Fernández Chacón y Carlos Díaz fue relevado por Fermín del Moral, un “error” en palabras de José Ramón Ortega, actual secretario general del PSOE de Cádiz, que condenó a la oposición hasta hoy a los socialistas. “Fue traicionado por los suyos”, lamentó José Antonio Barroso, ex alcalde de Puerto Real, quien marcó distancias, dado que el primer edil estuvo muy marcado por el “cristianismo humanista” de uno de sus profesores, Manuel Giménez Fernández, conocido por el bolchevique blanco”, pero destacó su relevancia en tiempos convulsos para el municipalismo.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN