Quantcast
El tiempo en: Jaén
Viernes 20/05/2022  

Última Columna

Si vis pacem, para bellum

Evidentemente el pueblo ucraniano tiene derecho a decidir su presente y su futuro, aunque aún no lo sepan los gigantescos bloques en la confrontación.

Publicado: 27/01/2022 ·
17:16
· Actualizado: 28/01/2022 · 09:38
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Rafael Fenoy

Rafael Fenoy se define entrado en años, aunque, a pesar de ello, no deja de estar sorprendido cada día

Última Columna

En este blog se pretende compartir análisis, reflexión y algo de conocimiento contigo persona lectora

VISITAR BLOG

Desde la antigua Roma esta frase resume la historia de los innumerables conflictos armados que ha padecido la humanidad. Si deseas la paz prepárate para la guerra.  En el contexto imperial romano con una clara vocación expansionista, la paz no estaba amenazada por enemigos exteriores. De hecho Roma se creaba enemigos, porque pretendía apoderarse de lo que no era suyo, de lo que pertenecía a otros y evidentemente estos no conformaban y guerreaban contra la Roma conquistadora. Más de 2000 años después se sigue utilizando la misma fórmula para convencer a los pueblos de la necesidad de buenos ejércitos, debidamente entrenados, profesionalizados y equipados con los mejores pertrechos bélicos y tecnológicos para poder “mantener la paz”. Multiples conflictos bélicos se han desarrollado siguiendo un prefijado ritual de confrontación. Primero algunos incidentes fronterizos o escaramuzas, luego denuncias de incumplimientos de tratados, invocación a la historia de los derechos territoriales, los embajadores son llamados a consultas, cruce mediáticos de reproches y ultimatums…  Al final de casi todos los casos llegó la Guerra: Sangre y fuego.  Muerte y desolación. La humanidad ha podido recordar en estos últimos 5 años lo que le ocurrió durante la primera guerra mundial, desde 2014 hasta ahora incluso, que se celebran las últimas negociaciones de la fallida paz de París, se ha repetido como se inició absurdamente, con un asesinato en Sarajevo, la escalada que produjo esta terrible guerra. Y la pregunta en todos los medios de comunicación a todas las personas que ocupan responsabilidades en ambos bandos es la misma ¿Piensa que es inevitable el conflicto? Recientemente una periodista norteamericana en una rueda de prensa que dio el presidente Vladimir Putin le preguntó: ¿Cuál era la causa principal del problema? Putin respondió claramente que Rusia no toleraría que se instalaran misiles de la OTAN en la frontera. Hizo mención de la península de Crimea invocando una larga historia de ocupaciones por parte de Estados Unidos de territorios españoles en su momento y mejicanos después, y centró el asunto innegociable de que la Ucrania forme parte de la alianza militar de la OTAN. El titular de hoy introduce un elemento de envergadura “Ucrania y Rusia, última hora del conflicto | China se alinea con las "preocupaciones razonables" de Rusia”. Y evidentemente en el contexto de una guerra fría, aún no acabada del todo, es evidente que Putin se conduce razonablemente en cuanto a no permitir “una amenaza” en las puertas de su país. La pregunta tanto a la OTAN, a EEUU como a RUSIA sería: ¿Por qué a estas alturas siguen intentando conquistar más territorios? ¿Por qué no se completa un mapa de influencias geo-político-económicas y los grandes poderes mundiales se conforman con la parte que les toque? ¿Es eso tan difícil?  Parece ser que sí. Y seguro que detrás de todo este “teatro de operaciones” al final está “la pela”, el dinero y los muy ricos de ambos bloques desean hacerse más ricos aunque sea a costa de torrentes de sangre, muerte y destrucción.  La industria armamentística ya hace números de las ganancias. Occidente, vaya EEUU y la Unión Europea, posiblemente vayan muy deprisa para hacerse con el botín de una URSS desmembrada en 12 nuevos estados y la madre Rusia. Y esto puede explicar la tensión actual que se ha ido concentrando en Ucrania. Evidentemente que el pueblo ucraniano tiene derecho a decidir su presente y su futuro, aunque no lo sepan  los gigantescos bloques en la confrontación, que deben asumir que siempre, si se desea, hay soluciones para evitar una Guerra.  Rafael Fenoy

 

 

TE RECOMENDAMOS