Quantcast
El tiempo en: Jaén
Martes 28/06/2022  

Cotillas

“La soledad del deportista provoca que seas tu mejor compañía”

La exgimnasta Almudena Cid quiso hacer hincapié en la importancia de cuidar la salud mental y de “prepararte para la retirada”

Publicidad Ai
  • Almudena Cid.

La exgimnasta Almudena Cid ha considerado, durante su participación en un acto celebrado en Zaragoza, que la soledad del deportista “provoca que seas tu mejor compañía y peor enemigo” y ha abogado por la importancia de cuidar la salud mental y de prepararse adecuadamente para la retirada.

“La soledad del deportista provoca que seas tu mejor compañía y peor enemigo porque aprendes a observarte, escucharte y mimar lo que tienes en esencia y naturaleza”, algo a lo que suma la capacidad creativa y la originalidad en estos dos deportes y que hacen que “tu estela continúe con el paso del tiempo” explicó durante su participación en el ciclo de conferencias ‘Reinventarse: las vueltas que da la vida’ organizado por Heraldo de Aragón en colaboración con la Fundación “la Caixa”.

La deportista también quiso hacer hincapié en la importancia de cuidar la salud mental y de “prepararte para la retirada”. En su caso, cuando sentía más ansiedad de la normal antes de competir, ha señalado que cansaba su cuerpo para “pensar que era la sensación de un entrenamiento normal” y, sobre todo, “visualizar los ejercicios” y entender que “si algo te importa, es normal que te pongas nervioso”.

También intervino en el acto el expatinador Javier Fernández, dos veces campeón del mundo, que abordó el asunto. “La soledad también nos acompaña. Es difícil gestionar que un estadio entero te está mirando a ti, pero de todo se aprende. Al final, son pequeñas batallas que se resuelven con trabajo”, ha confesado Fernández, que define al deportista como “una estatua al empezar siendo como un cacho de madera o piedra e ir haciéndote tu figura poco a poco con esfuerzo”,

Ambos deportistas de élite han compartido su evolución personal y profesional, ya que tuvieron que reorientar sus carreras profesionales al retirarse en 2008 tras los Juegos Olímpicos de Pekín, Almudena Cid, y tras el oro en el europeo en Minsk, Javier Fernández.

Almudena Cid, que comenzó “lanzando un cepillo de pelo al aire y cogiéndolo por el mango” a los 7 años y “metía goles de chilena sin tocar el suelo en el recreo”, ha admitido en este ciclo que entre deportistas “hay una conexión especial porque sabemos por todo lo que pasamos” y ha considerado que infravalorarse, le ha hecho mejorar y “seguir trabajando”.

Javier Fernández, que tuvo que irse a Estados Unidos para “encontrar la motivación” en el patinaje con 17 años cuando “solo era un niño que quería parecerse a su hermana mayor”, ha agregado que “los psicólogos deportivos siempre van a estar ahí, pero, al final, quien lo tiene que interiorizar es el propio deportista, que debe confiar en sí mismo y aprender sobre sus sentimientos”.

Ahora, el patinador artístico sobre hielo, bicampeón mundial y siete veces campeón de Europa, apunta su retirada como “un punto de maduración y decisión para dejar paso a otros trabajos”, como el que lleva a cabo con su espectáculo ‘Revolution On Ice’ y su enseñanza en seminarios, escuelas y campamentos infantiles.

Sin embargo, Almudena Cid, que en la actualidad compagina su vinculación con el deporte con el teatro, elaboró su retirada durante ocho años cuando empezaron a llamarla “abuela de la rítmica”. En ese momento, también comenzó su lucha por “cambiar la mentalidad de que había edad para según qué deportes”.

“No hay nada como estar en la élite y sentir que estás con los cinco sentidos. Yo sentí que una vez besara el tapiz podría reciclar todo lo que había aprendido en una nueva profesión”, ha concluido Almudena Cid, que se ha sumado al agradecimiento de Fernández por estar en Zaragoza y compartir su experiencia vital y profesional.

TE RECOMENDAMOS