Quantcast
El tiempo en: Jaén
Miércoles 10/08/2022
 

Desde la Bahía

Andalucía lo necesita

En nuestra democracia hay mucho más espionaje que el que corresponde a CNI

Publicado: 15/05/2022 ·
21:09
· Actualizado: 15/05/2022 · 21:09
Autor

José Chamorro López

José Chamorro López es un médico especialista en Medicina Interna radicado en San Fernando

Desde la Bahía

El blog Desde la Bahía trata todo tipo de temas de actualidad desde una óptica humanista

VISITAR BLOG

Andalucía no se despierta, porque nadie la ha llamado, sino que se encuentra nuevamente con un periodo preelectoral, donde el atractivo o verdaderas ofrendas de bienestar y cambio, quieren hacer las delicias de esa mayoría silenciosa, votante, sin darse cuenta ninguno de los que intentarán jalearla, de lo falaz que sus mítines suenan en los oídos de los que consideran que al final un cambio de gobierno no es más, que un “canje de amo”.

De nuevo se tratará de dejar en la sombra a hombres y mujeres de verdadera valía, arrinconarlos para que la desidia se apodere de ellos y poderles señalar con el dedo como personas que no quisieron ser útiles a su necesitada región. El concepto de “apolítico” muy generalizado desgraciadamente, es lo que hace que el porcentaje de ineptos en el poder, crezca más que la envidia - que ya es decir - en este país. Pero también es cierto que hombres y mujeres son tan simples en ocasiones, que quien les quiere engañar siempre encuentra un amplio porcentaje que lo soportan pasivamente.

Es verdad que el inteligente puede hacerse pasar por tonto y que lo contrario es casi imposible, pero se está llegando a unos límites de indiferencia, que han llevado a que los ciudadanos sean considerados bobos o ignorantes por quienes nos gobiernan.

En nuestra democracia hay mucho más espionaje que el que corresponde a CNI y subrepticiamente todos estamos más o menos vigilados, sin documento que lo acredite, pero si oralmente. Extrañar de que se le sigan los pasos a los que atentan contra la unidad de España, no debía de llamar la atención - en sentido negativo - de nadie  y mucho menos ofrecerles a  estos independentistas, emulando la "escena del Bautista", la cabeza de una profesional claramente responsable y encima tener la osadía de dirigirse a los ciudadanos diciendo que no se trata de una destitución - que es separar a alguien del cargo que ejerce - sino de una sustitución - que como vemos en las competiciones deportivas es poner a una persona en lugar de otra, pero sin perder ninguna de ellas su rango profesional  previo que se mantiene intacto - queriendo con este juego de palabras disimular que le han dado patada y homenaje, con cuatro palabras frías, falsas y fraudulentas. 

Supongamos ahora que en cualquier concurso/oposición donde se presentan innumerables personas y se ofrecen solamente diez plazas, nueve fueran ganadas por mujeres y que el único hombre que ha conseguido una, se negara a realizarse una fotografía conjunta con ellas. Machista sería la palabra más suave que le dirigirían. Ha pasado lo contrario y se ha dado como una decisión excelsa y ejemplar a favor de la mujer. Seguimos siendo bobos a los ojos de los que están en el vértice de la pirámide.

Son ejemplos de lo que a veces soporta un pueblo. Andalucía debe recordar como memoria histórica del dominante acento andaluz, el siglo XIX donde desde las Cortes de Cádiz, al asesinato de Cánovas del Castillo, nuestra hegemonía se hizo notar.  Huir de aquellos versos de certera realidad “estas son las cosas de mi Andalucía/la forma brillante/ el fondo vacío/ para poco cante/muy largo el jipío”. Demostrar que tenemos las suficientes variedades de “cantes” como para impresionar al resto del país y una voz cuya agudeza sorprenderá a propios y extraños.  Ya ha quedado muy atrás el "señorito o terrateniente". Una región bien gobernada es la que se  avergüenza de su pobreza en todos sus sentidos, no solo en el económico e inicia con urgencia las condiciones de trabajo y productividad que harán alejarse, a esta carcoma miserable. El mal gobierno se averguenza de la parcial riqueza, pero no alienta el deseo de superación de sus ciudadanos, queriendo encontrar en el paro subvencionado, la solución de su fracaso. 

Lo poco que puede uno extenderse en este tipo de artículos, no sería justo si no se defendiera a tantos hombres y mujeres, que con firme decisión y muy preciados propósitos, se entregan sincera y completamente al juego político de la administración de las regiones autonómicas. Es muy fácil ejercer siempre la crítica feroz y a veces algo irracional, sobre estas personas, en áreas de debate, redes sociales, papel impreso o barra de bares tomando unos moluscos, sin habernos manchado de barro para poder conseguirlos. El diminutivo - rimar bajito con chiquitito- no nos hará nunca poetas. Tengamos altas miras.  El aroma siempre hará que la rosa este viva en nosotros, aunque intenten destruirla.  Andalucía es la estrella más próxima que tenemos como fuente de luz. Pero no solo conservar, sino aumentar su energía lumínica, depende de todos sus habitantes y es además totalmente preciso. Seamos andaluces, más que parcialmente andalucistas. 

 

TE RECOMENDAMOS