Quantcast
El tiempo en: Jaén
Martes 29/11/2022  

Sin Diazepam

¿Mano negra en Barbate? ¡Venga ya, que lo que tenemos negro es otra cosa!

Y es que no me vengan con la mano negra que ahora 'frena' el proyecto del Següesal. Al carajo, la mano negra somos nosotros mismos, nuestra falta de unión...

Publicado: 30/09/2022 ·
11:25
· Actualizado: 01/10/2022 · 08:37
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Imagen de Barbate.
Autor

Younes Nachett

Younes Nachett es pobre de nacimiento y casi seguro también pobre a la hora de morir. Sin nacionalidad fija y sin firma oficial

Sin Diazepam

Adicto hasta al azafrán, palabrería sin anestesia, supero el 'mono' sin un mísero diazepam, aunque sueño con ansiolíticos

VISITAR BLOG
  • La solución está en nuestras manos, negras, blancas o repletas de callos tras años en la mar
  • Las excusas son para los perdedores. Si tan mal están las arcas municipales, pues listo, que venga una gestora y gestione
  • solo me queda aplaudir a nuestros hosteleros y restauradores, a nuestros camareros y cocineros, a nuestros empresarios...

Si no lo digo, reviento. Ya ha pasado el verano y lo único cierto es que cada vez nos visitan más turistas. Pero sinceramente creo que es por pura inercia. Evidentemente, por muy mal que lo hagan los distintos gobiernos que han pasado por este nuestro Ayuntamiento, es imposible ocultar la belleza de Barbate. Sus playas, su entorno natural, su inigualable gastronomía y sus gentes, valen un potosí. Casi no hay que promocionarlos. El secreto de Barbate está a la vista del que llegue. No hay nada que envidiar a ningún otro municipio cercano. ¿Nada? No, algo sí que me genera envidia. La gestión de esa belleza, de esos secretos, la gestión del gran tesoro oculto solo a los ojos de los necios. Es así de simple. Pero así de complicado al mismo tiempo.

La mierda de perro, esa que dejamos, esa que tarda en recogerse, le romperá la cadera a nuestra abuela, sea del PP o del PSOE o de AxSí. No es una mierda política, es una mierda común, de todos y todas. La pisarás tú y él

Las excusas son para los perdedores. Si tan mal están las arcas municipales, pues listo, que venga una gestora y gestione. No podemos entrar en un círculo vicioso en el que el siguiente alcalde o alcaldesa se quejará del actual de la misma forma que este se queja del anterior, y así sucesivamente hasta que el principio de los tiempos. La brecha entre Barbate y otros municipios cercanos crece día a día. No en número de visitantes, o de turistas, que a saber en qué hoteles se estarán quedando aquí… quizás en la caravana esa frente a la explanada del puerto. Una caravana mágica que quizás tenga doscientas habitaciones pero que por fuera no invita a entrar para invertir, en todo caso invita a que nos lean la mano negra.

Y es que no me vengan con la mano negra que ahora 'frena' el proyecto del Següesal. Al carajo, la mano negra somos nosotros mismos, nuestra falta de autoestima, nuestra falta de unión, nuestra falta de identidad como pueblo, nuestra nula concepción de ser conscientes de que no hay varitas mágicas, ni siglas, ni candidatos estrellas, ni mierdas varias, que nos salven. La solución está en nuestras manos, negras, blancas o repletas de callos tras años en la mar. Si no luchamos, no conseguiremos nada. La mierda de perro, esa que dejamos, esa que tarda en recogerse, le romperá la cadera a nuestra abuela, sea del PP o del PSOE o de AxSí. No es una mierda política, es una mierda común, de todos y todas. La pisarás tú y él. La única manera de no pisarla es concienciándonos de que el pueblo es nuestra casa común, y la de nuestros hijos, y la de nuestros padres. Porque entiendo que nadie quiere joder a sus hijos, ni a sus padres. Eso espero.

Mano negra no. Huevos negros es lo que tenemos ya como para creer en los duendes. Y en esos grandes proyectos que llegarán desde Sevilla o Madrid para darnos trabajo limpiando la mierda (perdonen tanta y tanta redundancia) que dejen los turistas en sus habitaciones. Los hoteles deben ser nuestros. Deben ser gestionados por los vecinos. No me digan que es imposible porque en Conil el 80 por ciento de las plazas hoteleras están en manos de sus vecinos, con pequeños hostales, pensiones y hoteles con encanto. Hoteles cuidados y mimados porque la idea es que queden en manos de los hijos de los hijos, por los siglos de los siglos. No me jodan, si no me creen, infórmense o simplemente, señores políticos y políticas, acudan allí, véanlo con sus propios ojos y llévense una libreta para tomar apuntes. El truco, la unión, tener una “visión global del pueblo”. Si a mi vecino le va bien, mejor que mejor, porque ese repercutirá en mí de una u otra forma. Es sencillo, pero a la vez complicado.

Y voy concluyendo, porque luego dicen que soy un puto pesado. Y con razón, pero qué le voy a hacer, si no lo digo reviento. Y antes de reventar yo, que revienten los que tienen y han tenido responsabilidad en la gestión municipal. Este martes se celebraba el Día Mundial del Turismo. En Vejer se organizó una gala del copón en la Plaza España. A esa acudió Fátima y flipó. Y en Conil ni os cuento, o sí, porque esa me la tragué yo. Allí se presentó un nuevo logo, dos vídeos promocionales, se hizo entrega todos los premios de las distintas rutas de las tapas y se reconoció a dos mujeres, dos conileñas, gerentes de dos pequeños pero encantadores hoteles con más de veinte años de historia, por su aporte al desarrollo turístico la localidad. Todo en La Chanca, un espacio abierto en el que se instaló un enorme escenario y una enorme pantalla. Alucinante, sobre todo cuando el alcalde invitó al sector a repensar hacía dónde se quería ir, a reflexionar si se quiere más, o se paran. Porque el actual modelo de Conil “no cayó del cielo, se ha planificado y se ha trabajado en los últimos treinta años de forma consensuada y participativa, con sus consecuencias positivas y también con las negativas”.

Luego me vine y pensé qué se había hecho aquí en el Día del Turismo, pues poca cosa. Entregar una placa más que merecida, eso sí, a los gestores del Club del Atún, en un acto más seco que una mala mojama y más soso que un servidor contando chistes. Un acto a las nueve y media de la mañana, sin contar con la corporación municipal, ni con el sector (¿Existe? ¿Está unido?) turístico local. Un acto que evidencia lo que os digo y que si no lo digo, pues eso, que reviento: Así no se trata a un sector que lleva años luchando en soledad sin más apoyo que las horas que les echan. Qué menos que honrar la mano que nos da de comer a muchos de nosotros, la mano negra de lo jarta que está de realizar un esfuerzo titánico, pagando los mismos impuestos que en cualquier lado, pero recibiendo unos servicios indignos de su categoría. Pagando los platos rotos de nuestros gestores, los de ahora y los de antes. Así que desde aquí, para despedirme, solo me queda aplaudir a nuestros hosteleros y restauradores, a nuestros camareros y cocineros, a nuestros empresarios, emprendedores y comerciantes, esos y esas que luchan a contramarea para construir un sector turístico que honre la belleza no tan secreta que es nuestro Barbate, nuestro gran tesoro. Y es que si no lo digo, ya saben, reviento.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN