Quantcast
El tiempo en: Jaén
Miércoles 08/12/2021  

Jaén

Torres cultiva trufa negra

Restauradores de Degusta Jaén y de OleotourJaén conocieron ayer la primera cosecha de trufa negra cultivada en Torres por Ildefonso y David Pérez

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Francisco Reyes e Ildefonso Pérez en la presentación de la primera cosecha de trufa negra de Torres.

Restauradores de Degusta Jaén y de OleotourJaén han conocido la primera cosecha de trufa negra cultivada en el municipio de Torres. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes; y el diputado de Agricultura, Pedro Bruno, participaron en una  reunión para presentar  el cultivo impulsado por los agricultores Ildefonso y David Pérez, fruto de cerca de diez años de trabajo en una antigua plantación de cerezos ecológicos.

“Creemos que es importante que nuestros restauradores conozcan este producto delicatessen que sale del Parque Natural de Sierra Mágina y puedan sumarlo a su carta, en la que apuestan por la calidad con productos de nuestra tierra”, dijo Reyes.

La trufa se suma a “otros productos que se están cultivando en la provincia como las cerezas de Torres y Castillo de Locubín, las brevas de Jimena, la patata en Santiago-Pontones o el pistacho”, recordó el presidente.

Dijo: “La puesta en marcha del cultivo de trufa negra en Sierra Mágina es un ejemplo más de la diversificación agraria en la provincia. Jaén es olivar, sin duda, pero también tenemos otro tipo de cultivos complementarios al olivar que aportan empleo y riqueza a nuestra tierra”.

La primera cosecha de trufa negra de Torres ha sido fruto de cerca de diez años de trabajo por parte de los agricultores Ildefonso y David Pérez, que decidieron poner en marcha este cultivo en una antigua plantación de cerezos ecológicos. “Teníamos el conocimiento, habíamos experimentado viéndolo en otras zonas de España, como en Teruel, y vimos que nuestros terrenos cumplían muchos requisitos”, explicó Ildefonso Pérez .

Igualmente, remarcó la complejidad de este cultivo. “Es muy difícil de producir y muy costoso hasta llegar a ver el primer resultado, ya que es un producto natural y no se puede intervenir prácticamente en el proceso, que depende de la naturaleza”, explicó.

Mostraron su “satisfacción” por obtener la primera cosecha de trufa negra certificada, que ha sido posible “después de ocho años y que se acerca a los dos kilos”. Los agricultores esperan que este año “se pueda duplicar”.

TE RECOMENDAMOS