Quantcast
El tiempo en: Jaén
Miércoles 08/12/2021  

Jaén

Tíscar, ‘La carcunda’ y Jaén

La carcunda’ es el undécimo libro publicado del autor, el 2º con la editorial Marli Brosgen, con el que Jesús Tíscar vuelve a “lo más lamentable del ser humano”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El editor José Fernández, de ‘Marli Brosgen’; el escritor Jesús Tíscar y el actor Enrique Escobedo.

Una sórdida historia desarrollada en Jaén capital durante el 15-M. Así se ha presentado ‘La carcunda’, la undécima novela del escritor jiennense Jesús Tíscar (1970), publicada por la editorial ‘Marli Brosgen’, que también llevó a las librerías ‘Diario inusitado de un tipo en desuso’, del mismo autor. Jesús Tíscar ha estado acompañado por el editor José Fernández y el actor y amigo Enrique Escobedo, primer lector de ‘La Carcunda’, con los que intervino en una presentación-debate que tuvo como escenario el bar ‘La Maestra’ de la capital.

El germen de la novela fue la salida a la palestra de Juan Antonio González Pacheco, más conocido como Billy el Niño, a raíz de que la jueza argentina María Servini de Cubría solicitara su extradición a Argentina. Fallecido en 2020 víctima del Covid-19,  fue miembro del Cuerpo General de Policía en la Brigada Político-Social durante la dictadura franquista, conocido por torturar a opositores políticos.

“Que ese tipo de persona siguiera andando por las calles de Madrid y se encontrara con personas a las que torturó fue lo que me animó a escribirla. Poco a poco fui construyendo un personaje ficticio y decidí situarlo en una ciudad pequeña, Jaén, que es la que mejor conozco. En Jaén queda todavía algún comisario que quizás se sienta identificado, aunque no está basado en él, ni muchísimo menos”, aclaró a VIVA.

La novela arranca en La Manchega. Y es que aunque nunca se nombra a Jaén en sus líneas, los escenarios por los que transcurre la historia son reales.  

En tanto los indignados se plantan sus acampadas, sus consignas y sus asambleas en la plaza de la Constitución con el movimiento del 15-M para protestar contra una clase política que no les representa, un viejo expolicía, en compañía del que fuera su confidente, ceba su alcoholismo y pasea su pistola y su mala sangre por los bares de la pequeña capital, donde torturó a detenidos por subversión durante los últimos años de la dictadura franquista.

A través de tres personajes llamados a coincidir en pro de las justicias y las venganzas, Jesús Tíscar vuelve con ‘La Carcunda’ a su Literatura, en esta ocasión desde el fanatismo político que “muchas veces estaba motivado por la herencia familiar”; a su estilo, disfrazando la dureza con dosis de ironía. “Vuelvo a lo más lamentable del ser humano. La novela es dura, pero demuestra que no todos somos tan malos, ni tan buenos”, avanzó. 

TE RECOMENDAMOS