Quantcast
El tiempo en: Jaén
Miércoles 08/12/2021  

Jaén

“Para mis ilustraciones elijo lugares de los que mostrar su esencia”

En Cultura VIVA, la ilustradora Nerea Izquierdo (Martos, 1994)

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Nerea Izquierdo.

Sus ilustraciones tienen unos trazos y un colorido que las hacen reconocibles entre otros dibujos, grabados y estampas que cuentan historias, porque hablan de Jaén y sus rincones, de la capital y sus balcones, de la ciudad y sus rótulos. Nerea Izquierdo (Martos, 1993) es el vivo ejemplo de quien apuesta por una vocación que descubrió siendo niña, en la escuela, donde empezó a dibujar. “Siempre he dibujado. En el colegio me encantaba participar en los concursos”, recuerda. Estudiando el Grado de Filología Hispánica se dio cuenta de que no sería ése su futuro, que realizar ilustraciones era lo que verdaderamente le hacía sentirse bien. “No acabé la carrera. Fue un tiempo que ocupé en aprender a hacer acuarelas”, reconoce.

Acorde a sus tiempos, vio en las redes sociales un escaparate para mostrar unos trabajos que comenzó a realizar casi por casualidad. Llegó a sus manos un encargo de las amigas de su hermana. Con una fotografía dio rienda suelta a su creatividad y entregó una invitación que le ha valido como germen de su carrera como ilustradora.

Autodidacta, la técnica en la que mejor se mueve es la acuarela. La aprendió usando tutoriales, realizando cursos online y probando diferentes maneras hasta encontrar su estilo. Precisamente, le ayudó el estado de alarma, la situación de confinamiento. “Al pensar en salir de Martos para disfrutar de la capital, de sus bares, de las fachadas de los edificios antiguos, fue cuando me decidí a ilustrar Jaén. Estando en casa por obligación, dibujé la fachada de un bar por necesidad. Seguí dibujando bares y calles y se me ocurrió contar la historia de cada rinconcillo de Jaén. Me gusta mostrar todo lo que no es un paisaje típico y siempre busco algo que me sorprenda para ilustrarlo en mis dibujos”, dice.

Desde 2018 se ha profesionalizado y su herramienta ha sido una cuenta en Instagram. “Todo surgió sobre la marcha. Mis primeros trabajos fueron para la familia y amigos. Comencé a mostrarlos, a exponerlos como motivos para regalar, y la aceptación ha sido muy buena”, agradece.

Firma como ‘Neilo’, un nombre por el que se le empieza a reconocer en un sector en el que cada vez hay más gente joven. “Soy una enamorada de Jaén y esta ciudad me está respondiendo. Me gusta que cada vez haya más personas que hagan lo mismo con el Arte, contar Jaén a través de técnicas artísticas. Hay gente joven que empieza a hacerlo y se está creando un colectivo que está dando a conocer la ciudad y su patrimonio. En Jaén hay mucho”, confiesa.

Estuvo en la VI Noche Jahenciana en el espacio habilitado por el Coworking ‘Cuatro Gatos’. “Fue una oportunidad. Las redes sociales están bien, pero al público le gusta ver quién está detrás de las ilustraciones y a mi explicar por qué y cómo las hice”, asegura.

Entre otros trabajos artísticos, realiza postales, invitaciones para eventos, originales de regalo y tarjetas para empresas. “En cada trabajo me exijo ser yo, que se note mi personalidad. Es difícil, pero la paleta de colores y el trazo se diferencian, especialmente por el sitio que plasmo, del que se ve la esencia. Ése es mi sello. Busco enseñar lugares por los que pasas muchas veces y no los valoras”, reconoce.

En la misma línea, confiesa que sus trazos son “sencillos” y sus líneas, “imperfectas”, pero no se cansa de buscar “la esencia de las calles”, centrándose en los rótulos de los negocios, la solería y los balcones “más frondosos”. Todos sus trabajos están digitalizados y los muestra en su página web, laneilo.com, donde ya se puede adquirir el calendario de 2022 que acaba de finalizar.

En todas las láminas aparece ‘Lucas’, el lagarto que la identifica porque lo incorpora a casi todos sus trabajos. Con una portada que muestra la Catedral de Jaén, los doce meses del próximo año están ilustrado con color y dedicación. “Mis ilustraciones son locales y es una ventaja que me permite acercar la ciudad con su patrimonio, mostrar mi punto de vista. Me siento valorada. La aceptación está siendo buena. La demanda llega de jiennenses, de estudiantes Erasmus que se marchan y se llevan láminas para recordar Jaén y visitantes que las adquieren como motivo de regalo”, agradece. 

TE RECOMENDAMOS