Quantcast
El tiempo en: Jaén
Sábado 22/01/2022  

Jaén

En busca del más allá íbero: oppidum de Puente Tablas

El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad dirige el proyecto ‘Oppidum de Puente Tablas’, de la Consejería de Cultura

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Excavaciones en el oppidum de Puente Tablas del proyecto de investigación.

Vistas del campo de trabajo para el proyecto de investigación.

La investigación en el oppidum de Puente Tablas de la capital continúa y ya ha dado los primeros frutos con el descubrimiento de un horno doméstico comunitario en muy buen estado. El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén (UJA) dirige y coordina el proyecto de investigación ‘Oppidum de Puente Tablas’, subvencionado para los próximos seis años por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía. “El objetivo es continuar la investigación centrada en la meseta, en la ciudad ibérica, pero también en su territorio periurbano”, confirma la directora científica del proyecto, Carmen Rueda, arqueóloga e investigadora del Instituto.

Las excavaciones comenzaron hace dos meses y continuarán hasta finales de la próxima semana. Actualmente trabajan en terminar de definir el edificio del Santuario, que quedó incompleto, y en ampliar el conocimiento del urbanismo, a través de la excavación que hasta el momento era inédita de una zona concreta de la meseta de Puente Tablas. “Queremos ir ampliando el conocimiento y la perspectiva de lo que fue una ciudad densamente poblada en su momento”, confirma Rueda.

El equipo ha ampliado la manzana de casas conocidas y ha empezado a definir algunas unidades domésticas nuevas. “Hemos documentado un horno doméstico comunitario muy interesante, que se está excavando en la actualidad. Está muy bien conservado y ha sido un hallazgo inédito que ha salido en esta primera fase”, explica.

El proyecto abarca también otras acciones como la incorporación de análisis interdisciplinares novedosos, convirtiéndose en espacio de ensayo metodológico de gran interés. “La Arqueología avanza a pasos agigantados. Estamos aplicando analítica muy novedosa a los nuevos registros que están apareciendo en las excavaciones de la meseta”, dice.

El objetivo futuro es “indagar en el territorio periurbano, intentar definir espacios que podrían ser áreas de necrópolis, incluso una zona que podría ser un posible espacio de culto periurbano”, adelanta Rueda.

Confirma: “Tenemos evidencias de zonas donde puede haber estructuras de necrópolis, pero por ahora no hemos empezado el trabajo. Será para la siguiente fase”.

Con este proyecto, el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la UJA retoma una tradición consolidada de investigación en Puente Tablas, encabezada por los ahora coordinadores científicos Arturo Ruiz y Manuel Molinos. “Es un lugar de referencia para el mundo ibérico de la provincia de Jaén y para el conocimiento del urbanismo ibérico a nivel global. Es un espacio de referencia”, señala Rueda. Y es que tiene el valor de ser un lugar en el que se han intervenido distintas áreas funcionales y en el que se puede indagar sobre cómo vivían, a nivel doméstico; cómo creían, a través del Santuario; cómo se organizaban socialmente; y cómo se representaba el poder a nivel urbano, con el área palacial. “Tenemos una buena planificación de investigación a lo largo de mucho tiempo, al contar con distintas zonas que nos están dando las claves para entender la vida de una ciudad ibérica fundamental para los siglos V y IV hasta finales del siglo III antes de Cristo”, apunta.

La musealización no depende de este proyecto de investigación. “La idea es que a medidas que vayamos investigando y exhumando restos se vayan integrando. De hecho, en Puente Tablas no se va a volver a enterrar nada de lo que se excave. La lógica sería hacer programas de conservación paralelos, pero dependerá de lo que se descubra y de lo que propongamos a la Consejería de Cultura”, explica.

Las últimas excavaciones fueron las del Santuario de la Puerta del Sol. “La importancia de este proyecto es que al ser a seis años y contar con una subvención vinculada nos permite cierta estabilidad para generar un trabajo sistemático, al no depender de subvenciones anuales o proyectos puntuales. Permite un programa organizado. Es un tiempo interesante para obtener buenos resultados. De hecho, nada más empezar, los estamos teniendo”, explica.

Rueda agradece a la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico el “importante papel que ha jugado para conseguir que se retomen las intervenciones”. Además, cuentan con la colaboración del Museo Íbero. “Está siendo muy importante las sinergias generadas con el Museo Íbero, como espacio de referencia en la transferencia de las investigaciones centradas en la cultura ibera de nuestra provincia”, concluye.

TE RECOMENDAMOS