Quantcast
El tiempo en: Jaén
Miércoles 10/08/2022
 

Jaén

La Amargura, presa de la fe

Jesús Despojado y María Santísima de la Amargura, patrona de la Policía Local de Jaén, arrastran a sus seguidores por toda la capital

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Jesús de la Pasión Despojado de Sus Vestiduras, imagen titular de la Hermandad.

Pudo salir tras dos años sin Semana Santa la Hermandad del Santo Rosario y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor de la Pasión Despojado de sus Vestiduras, María Santísima de la Amargura, Madre de la Iglesia y San Juan Evangelista. Y lo hizo con la emoción a flor de piel de cada uno de sus cofrades. Una salida un tanto complicada por la inclinación de la rampa de acceso a la Iglesia del Salvador, salvada con maestría por las órdenes del capataz Rafael Mondeja, que en todo momento dirigió a los costaleros con una mezcla de pasión, delicadeza y emoción.

Así lo demostró en la primera parada del Despojado, cuando aprovechó para pedir con lágrimas en los ojos el porteo del misterio por su familia, al tiempo que se refería a los propios costaleros como sus otros hijos y terminaba con su habitual “desde el suelo y fuerte para arriba, todos por igual, valientes”.

La Hermandad hizo parada en la Parroquia de Cristo Rey, donde entregaron un ramo de flores, al igual que en las Hermanitas de los Pobres, tal y como explicaba el Prioste, don Miguel Puerto, que durante toda la Estación de Penitencia estuvo pendiente de las necesidades de nazarenos y costaleros, llegando incluso a encargarse del arreglo de las sandalias franciscanas de un nazareno accidentado en el camino procesional.

María Santisma de la Amargura hizo su salida con el fervoroso aplauso de una plaza Reina del Salvador repleta de jiennenses. Delante de Ella, cinco orgullosos miembros de la Policía Local, de quienes la Virgen es patrona desde el año 2014. Cuatro agentes custodiaban los flancos de la hermosa talla del siglo XVII, atribuida a José de Mora; y otros tantos acompañaban al Despojado, autoría de Miguel Zúñiga en el año 1989.

La Hermandad procesiona desde el templo Parroquial El Salvador, donde tiene su Sede Canónica desde 2004, y fue fundada por el ya difunto don José María Martínez Rubio en el año 1984, con la intención de” dar Gloria a Dios en la meditación de los Misterios de su Pasión, Muerte y Resurrección”.

Cuenta la Hermandad que Martínez Rubio diseñó “una cofradía inusual para el Jaén de entonces”, con formas barrocas y la más cuidada orfebrería, así como el resto de la imaginería. Jesús Despojado procesionó desde sus inicios acompañado de la agrupación musical de igual nombre, constituida en agosto de 1998, y que ayer sacó a la calle a 70 de sus componentes. María Santísima de la Amargura realizó su primera Estación de Penitencia en 2001 junto a la imagen de San Juan Evangelista, faldones en color negro y sin techo de Palio.

En la actualidad, la Amantísima Titular está protegida por el palio que representa ‘La Anunciación a la Virgen María por el Ángel Gabriel de que va a ser Madre de Dios’, realizado por el artista sevillano Ricardo Gil Lozano en 2017.

TE RECOMENDAMOS