Quantcast
El tiempo en: Jaén
Sábado 25/06/2022  

Jaén

El Corpus Christi bendice a los jiennenses

La celebración en la Catedral ha estado presidida por primera vez por el Obispo, Sebastián Chico

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

El Santísimo Sacramento sale a las calles para bendecir a los jiennenses.

Hoy se ha celebrado la Solemnidad del Corpus Christi en los municipios de la Diócesis del Santo Reino. En la capital, la Catedral celebró una  Eucaristía que comenzó pasadas las diez de la mañana y coincidió  con la  celebración del Día de la Caridad.

Presidida por primera vez por el Obispo, Sebastián Chico Martínez, fue concelebrada por una veintena de sacerdotes de la capital y algunos miembros del Cabildo. La Escolanía de la Santa Iglesia Catedral fue la encargada de poner los acordes a la celebración eucarística.

En cuanto a la Homilía, el Obispo comenzó dirigiéndose a los niños, de un modo especial a los que este año habían recibido la Primera Comunión, que llenaron de vida la posterior procesión. Los alentó a no “separarse nunca de Cristo”.

Apuntó que el Cuerpo de Cristo iba a salir a la calle para bendecir a los jienenses. “Hoy Jaén y todas las ciudades cristianas son Tierra Santa, como Belén, como Nazaret, como Galilea, como Jerusalén. Jesucristo está con nosotros con la verdad indiscutible de su cuerpo”, dijo.

En el día de la Caridad, agradeció a las personas dedicadas a Cáritas, en parroquias o en los servicios diocesanos, que entregan su tiempo, fuerza y vida a los más necesitados. Tras la Eucaristía, el Santísimo fue trasladado hasta la Custodia para comenzar la procesión.

A la salida de la Catedral, una lluvia de pétalos caía sobre ella. Un grupo de niños  aguardaba al Obispo para ofrecerle unas magnolias blancas, que el Pastor diocesano colocó junto a Cristo Sacramentado. 

Posteriormente, una alfombra decorada esperaba en la Plaza de Santa María el paso del cortejo procesional, presidido por Cristo Eucaristía. Las calles del itinerario habían sido engalanadas con altares, con mantones en los balcones y con juncias aromáticas en el suelo.

En torno a la una de la tarde regresaba a la plaza de Santa María la procesión y el obispo bendijo con el Santísimo desde la fachada de la Santa Iglesia Catedral.

La mañana concluyó en la Sacristía con una recepción de agradecimiento por parte el Pastor diocesano a las autoridades y representaciones participantes en la procesión.

TE RECOMENDAMOS