Quantcast
El tiempo en: Jaén
Martes 07/02/2023  

Jaén

Piden solución a los derrumbes de casas en ‘Almendros Aguilar’

El edificio de viviendas propiedad de una promotora en el número 21 de la calle ‘Almendros Aguilar’ provoca “continuos desprendimientos para peligro de...

Cargando el reproductor....

Vecinos del barrio de La Merced denuncian, una vez más, el peligro de derrumbe de un edificio de viviendas sito en el número 21 de la calle ‘Almendros Aguilar’, una manzana de casas propiedad de una entidad bancaria, que ya ha provocado desprendimientos para “el peligro de vecinos, viandantes y vehículos”. Así lo reconoce a VIVA Juan de Dios Palomino, vecino del barrio y testigo de los continuos desprendimientos de las viviendas.

“Es un edificio que ha sido ocupado, que luego tapiaron y del que, desde hace más de seis años, se desprenden zonas como la fachada. En los últimos cuatro años la caída de tejas a la calle ha sido continua, para peligro de viandantes y vehículos”, denuncia. Y es que por la estrecha calle transitan personas y es una zona de continuo flujo de tráfico. Con cuatro plantas y una altura de alrededor de 14 metros, las viviendas están en un estado de deterioro visible debido al hundimiento de zonas como el tejado, hace ahora un lustro. En la fachada se aprecian grietas y los vecinos denuncian que los desprendimientos son “constantes”.

De ahí que soliciten que “apuntalen” la fachada para que “no se mate a nadie”, reclamando una “solución que no sea un peligro inminente de derrumbe”.  

Valora: “En días de lluvia y viento el peligro es mayor”. Tal es la situación, que los Bomberos han intervenido este fin de semana para valorar el estado de la fachada y han concluido que se encuentra “en mal estado y riesgo de caída”.

Los vecinos recuerdan que según la Ley de Régimen Local, “los particulares están obligados a mantener su inmueble en perfecto estado”. Al no ser ésta la realidad de la manzana de viviendas afectadas, los vecinos solicitan al Ayuntamiento que inicie el procedimiento administrativo para poder intervenir en la zona y pedir así responsabilidades a la promotora propietaria del edificio.

El Ayuntamiento intervino “de urgencia” en la zona el sábado, con operarios de Mantenimiento Urbano, asegurando las zonas susceptibles de derrumbe.

El casco antiguo de la ciudad sigue siendo víctima de derrumbe de viviendas. En la memoria colectiva quedan casos como el de la casa de la calle Clavel, en el barrio de San Juan, en las faldas del Castillo, cuyo tejado se derrumbó en 2018. Estaba deshabitada, pero hasta dos años antes del suceso, su propietario vivía en ella.

El callejero del conjunto histórico suma vallas de mantenimiento urbano que acotan la zona por el estado de las viviendas. Ahora, los vecinos de ‘Almendros Aguilar’ reclaman atención para evitar “daños” ante un invierno de lluvia y viento que no beneficia al estado de las viviendas en ruina denunciadas en el conjunto histórico.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN