El tiempo en: Jaén
Miércoles 21/02/2024  

Jaén

"La gastronomía es cultura", valoran Pitu Roca, José Mari Aizega, Ana Vega y Jorge Guitián

Celebrada la mesa redonda ‘Gastronomía y Cultura: una relación necesaria', con el patrocinio de la Fundación Bancaria Unicaja

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Autoridades, organizadores y patrocinadores.

Jorge Guitián, José Mari Aizega, Ana Vega y Josep ‘Pitu’ Roca.

En el salón de conferencias del Consejo Social de la Universidad.

La capital jiennense ha vuelto a ser escenario del ‘Programa Andaluz de Cultura Gastronómica’ con la celebración de la mesa redonda  ‘Gastronomía y Cultura: una relación necesaria’, una iniciativa promovida por la Secretaría General para la Cultura de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, con el patrocinio de la Fundación Bancaria Unicaja.

El mejor sumiller del mundo, Josep ‘Pitu’ Roca (Can Roca), compartió mesa con José Mari Aizega, director del Basque Culinary Center; la periodista y divulgadora gastronómica Ana Vega; el historiador Jorge Guitián y el coordinador del programa, Fernando Huidobro. Acudieron la presidenta de la Fundación Unicaja Jaén, Carmen Espín; y el delegado de Cultura, José Ayala, entre otros.

“El objetivo ha sido convencer a las personas que la cultura y la gastronomía van íntimamente unidas. La cultura abarca muchos aspectos y la gastronomía está perfectamente incardinada en lo que es la cultura y es una pata importante”, valoró el coordinador, Fernando Huidobro. Celebrado en el salón de conferencias del Consejo Social de la Universidad de Jaén, fue un éxito, gracias a la presencia de numerosos jiennenses interesados en conocer la visión de expertos en una mesa redonda “con enjundia”.

 Fueron puntos de vista muy diferentes, pero con un denominador común: La gastronomía es cultura y la cultura es gastronomía.

“Es un hecho cultural cualquier cuestión relacionada con la gastronomía, con la restauración, la comida, la alimentación...al igual que lo es una obra de arte. Lo que estamos defendiendo es que la gastronomía hay que tenerla en cuenta como un hecho cultural. Igual que se promociona una obra de arte hay que hacerlo con la gastronomía. Ése es el empeño de la Consejería de Cultura y de patrocinadores como la Fundación Bancaria Unicaja”, dijo Huidobro.

Josep ‘Pitu’ Roca expuso que es “importante abrir un debate sobre lo que es gastronomía y cómo participa en ese amplificado nombre de cultura”. Expuso: “Entendemos que hay una vinculación directa, que es una consecución vinculada a lo que representa la evolución del ser humano, del mundo de la alimentación, que se plantea preguntas y busca las respuestas vinculadas a un territorio, a una identificación antropológica, social y sensorial concreta. La gastronomía nos posiciona y nos proyecta. La cultura es imprescindible y la gastronomía es imprescindible”.

José Mari Aizega apuntó que “la gastronomía tiene más presencia en la sociedad que nunca” porque “llega a la cultura, al estilo de vida, a la economía, a la salud y, por supuesto, a la comunicación, a las series de televisión y a Tik Tok”. Explicó: “Qué comemos, qué bebemos…Pensar en cómo está presente en nuestra vida la gastronomía es ahora más general que nunca”. Aizega  ‘viene’ de una Facultad de Ciencias Gastronómica, donde tiene la “suerte” de recibir al año centenares de jóvenes a los que les apasiona la gastronomía. “La gastronomía está muy presente en la sociedad, de forma diferente, dependiente de los canales por los que se transmite. Hay muchas formas para que la gastronomía esté presente en nuestras vidas”, reconoció.

La periodista Ana Vega reconoció que “la sociedad a veces se equivoca al pensar que cultura se mezcla con arte, entendiendo ésta última como la cultura clásica, difícil, de las artes creativas, cuando cultura es todo y también lo es la gastronomía”. Defendió: “Cultura es aquello que usamos todos los días, es el poso de todas las tradiciones, las costumbres, de todo lo que hacemos durante el día y que se ha construido a lo largo de los siglos. No hay que pensar ni en gastronomía como alta cocina, ni en la cultura como las altas artes elitistas. Cualquier alimento que comemos es cultura porque se ha construido a lo largo de los siglos, tiene que ver con cómo cocinaba tu madre o abuela y tiene que ver cómo se cocinaba hace doscientos años en cualquier punto de España y que hoy ha llegado a nosotros”.

El historiador Jorge Guitián señaló que tanto la cultura como la gastronomía están “omnipresentes en el día a día y a veces no se reflexiona sobre ellas y la relación con la vida de cada persona”. Dijo: “Si nos detenemos a pensarlo, nos damos cuenta de que son una constante. Da igual a lo que nos dediquemos, la gastronomía está ahí y la cultura, también. Como seres vivos, estamos sujetos a necesidades fisiológicas, pero sólo dos las hemos utilizados: la necesidad de pervivir como sociedad y la alimentación. A ambas necesidades fisiológicas las hemos cargado de contenido, las hemos ritualizado y las hemos convertido en algo especial”. Guitián defendió que “la gastronomía y alimentación definen la forma en la que las personas se relacionan” y que una de las manifestaciones que más define a una sociedad como pueblo es la forma de relacionarse con la alimentación, con la gastronomía. “Hay que pensar en el gran contenedor cultural en el que hemos convertido la alimentación, esa forma de mandar mensajes a los demás. Es nuestra manera de celebrar un éxito, un ascenso laboral, una primera cita, un aniversario. Todo acaba girando alrededor de la gastronomía”, dijo.

La respuesta del programa en Jaén está siendo muy positiva. “Estamos atrayendo la atención de los jiennenses. Es una actividad muy importante para la capital. Jaén está siendo foco de atracción con este programa. Hay voluntad de que la Gastronomía salga adelante en Jaén. Está siendo un ejemplo para otras ciudades”, dijo Huidobro, valorando el apoyo de la Fundación Bancaria Unicaja. “Este tipo de actividades no se puede hacer si no hay detrás un apoyo como el de la Fundación Bancaria Unicaja. Todos ponemos voluntad y trabajo, pero no es suficiente nunca. Es necesaria que haya una fuerza financiera, económica e institucional detrás, como la que aporta la Fundación Bancaria Unicaja para que este tipo de programas funcionen”, terminó.

La actividad sumó la colaboración de la Fundación del Olivar y el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN