El tiempo en: Jaén
Miércoles 21/02/2024  

La Vertical

Desde la Murga “Los Cigarrones” hasta la chirigota del Pitufo

 Don Carnal nos visita el próximo fin de semana con una vieja fiesta pagana  incorporada al calendario cristiano

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Chirigota del Pitufo. -

 Don Carnal nos visita el próximo fin de semana con una vieja fiesta pagana  incorporada al calendario cristiano, que simboliza el tránsito hacia el ayuno cuaresmal.  

El carnaval en Jaén, al igual que muchas tradiciones, ha sufrido altibajos a  lo largo de su historia. Desde aquel juego recogido en los Hechos del Condestable  Miguel Lucas, que por estas fechas, corrían en pos de una sortija frente a su  palacio, hasta nuestros días, con un concurso con numerosas agrupaciones  venidas de diferentes rincones y diferentes actividades para atraer a la vecindad. 

No obstante, a buen recaudo debe ponerse la siguiente reflexión: el carnaval  puro está en la calle. 

Las máscaras tienen que inundar la ciudad y en los últimos años se está  avanzando en ese aspecto gracias a la labor municipal y a la asociación “Amigos  del carnaval de Jaén”, que animan a los moradores para que por unos días  destapen su imagen más descarada y se adueñen de cada rincón de la capital. 

Atrás quedó la algarabía planeada por la murga “Los cigarrones”, que en  1988, junto a la peña “Los Deses”, iniciaron la etapa moderna del carnaval en Jaén.  Después le siguió el Chiricoro del Goya, curiosa agrupación que englobaba la  temática de la chirigota y la composición de un coro… o de dos, por el numeroso  séquito. Ellos mismos se definían como un grupo de amigos, sin importar dotes  cantoras, ni condición mental, que se reunían en torno a febrero sin más ánimo que  disfrutar de esta bendita fiesta. 

En la actualidad, la chirigota del Pitufo ha percibido el lustre de mantener  agrupaciones jaeneras que completen el aquelarre carnavalesco, que se ha visto  incrementado con dos comparsas que en la presente edición se subirán al  escenario para hacer disfrutar a los presentes con sus pasodobles, sus cuplés y el  popurrí. Incluso, una de las comparsas ha tenido la valentía de acudir al Gran Teatro  Falla de Cádiz, la cuna del carnaval. 

Aunque la ciudadanía esperase mayor participación local en el concurso  jaenero, la conciencia avala la dificultad de planificar un proyecto de esta  envergadura. 

Quiero menos plañideras y más cabezas locas…, ¡a vivir el Carnaval

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN