El tiempo en: Jaén
Miércoles 17/04/2024  

Jaén

Al Real Jaén le sale una ampolla en Motril y no puede seguir la estela del Torremolinos

Los blancos se distancian a ocho puntos tras su empate en el Escribano Castilla y no suman la sexta victoria consecutiva, lo que les hace perder el segundo pues

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La sexta victoria consecutiva no llegó en Motril

La autodependencia para mantenerse en el segundo puesto y ser la primera alternativa para cazar al Torremolinos ya no forma parte de la vida del Real Jaén. El empate en Motril, donde los blancos tuvieron un ruf final de más peligro que en todo el partido fue lo más destacable de un encuentro en el que Cancelo la tuvo y también Juampe, cuando envió un balón a la madera. La victoria del Torremolinos ante el Torredonjimeno ponía las cosas complicadas porque el equipo de Emilio Fajardo visitaba a otro de esos rivales de arriba a los que no le había ganado este año. De hecho, el Motril ganó en La Victoria en la primera vuelta.

El Real Jaén sabía lo que se jugaba pero la tensión le pudo al planteamiento de los blancos en el Escribano Castilla. Los locales presionaron desde el primer instante y el Real Jaén se protegía con acierto para tratar de neutralizar a un equipo más vertical que los jiennenses. Se plantó el Motril con la teoría de la presión en el centro del campo para robar y salir y eso le dio el dominio del juego, mientras el equipo de Fajardo trataba de levantarse en busca de un balón que no era suyo y que le costaba robárselo a los granadinos.

Era como si el Real Jaén saliera en una carrera y los blancos sintieran como su calzado, ese de madurar el partido, le hacía una ampolla en la misma planta del pie que no lo dejaba caminar. El Motril se había aprendido el truco de ese Real Jaén sin presión en el bloque alto y sus jugadores estaban más pendientes de dominar el juego para desarmar a un rival que no parecía el que ocupaba el segundo puesto de la clasificación. Lo descafeinado del rival también impidió que se abriera un marcador porque lo de Javi Sánchez y sus defensas fue una auténtica lección de cómo hay que trabajar en esa faceta en el encuentro. Romo se podría decir que era el equipo de Emilio Fajardo en la primera mitad, peto también lo era el Motril que a su dominio no le ponía la pimienta necesaria para matizar el partido con un tanto que lo adelantara en el marcador.

El segundo tiempo siguió por los mismos derroteros en un partido que estaba como el tiempo que nos azota en estos días. Frío y con pocas ganas de salir a la calle. Si es para jugar, menos aún. Y si tienes esa ampolla en el pie pues todo cuesta más. El caso es que el dominio del Motril seguía igual que en los primeros 45 minutos y que la actividad el Real Jaén se reducía a lo que su entrenador le enviaba a modo de órdenes a los suyos. Con calma les decía pero la precipitación cuando tenía la pelota el Real Jaén era más evidente que el resto de cosas que estaban sucediendo en el campo que tampoco eran demasiadas.

El paso de los minutos detuvo el partido a diez minutos para el final y ahí tuvo el Real Jaén dos acciones que le pudieron dar el partido. La primera fue de Cancelo pero el lateral derecho no tuvo su día en ataque tampoco en esta jornada. La segunda fue un disparo al poste de Juampe, cuya jugada posterior quedó anulada por un supuesto fuera de juego. Fue lo único o lo más destacado de un partido con el que los de Emilio Fajardo no suman su sexta victoria consecutiva, pero tampoco pierden, aunque les ha vuelto a adelantar el Torre del Mar porque el paso del Real Jaén es a modo de tener una ampolla que le vuelve a poner a ocho puntos de ventaja con respecto al Torremolinos, o como diría Fajardo a cinco. Partido y medio porque ahora hay que esperar dos tropiezos del líder para ponerse a tres y jugársela en la penúltima jornada. Pero para lograr eso hay que ganar, ganar y volver a ganar y eso no es sencillo cuando quedan once jornadas para el final, que es donde se deciden títulos y se premia de verdad el trabajo de todo un curso, con o sin ampolla, todo sea dicho.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN