El tiempo en: Jaén
Martes 28/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jaén

Seis detenidos en Jaén y Barcelona dedicados a la sustracción de recambios de vehículos

En la operación se ha conseguido recuperar material de iluminación de vehículos por un valor superior a los 300.000 euros

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Agente. -

La Guardia Civil ha procedido a la detención de seis personas en Jaén y Barcelona pertenecientes a una organización criminal dedicada a la sustracción y distribución de faros y recambios de iluminación de vehículos dentro de una operación que ha llevada a cabo la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén.

En la operación se ha conseguido recuperar material de iluminación de vehículos por un valor superior a los 300.000 euros. La Guardia Civil ha señalado en una nota que han sido intervenidos terminales de telefonía móvil y varios equipos informáticos.

La operación se inició, a finales de 2022, cuando los responsables de una multinacional dedicada a la fabricación y distribución de faros y equipamiento de iluminación en el sector de la automoción ubicada en localidad de Martos (Jaén) denunciaron ante la Guardia Civil que se estaban produciendo hurtos de mercancía.

En el transcurso de las investigaciones, los agentes pudieron confirmar que un empleado de la factoría que realizaba labores de manipulación y transporte en el interior de las instalaciones, aprovechaba los referidos traslados, para realizar en sus trayectos paradas innecesarias, en las que, al parecer, sustraía parte de la carga que transportaba.

Por tal motivo, la Guardia Civil ha señalado que se estableció un dispositivo de vigilancia y seguimiento, consiguiendo, a finales de enero del pasado año, sorprender 'in fraganti' a dos empleados cuando trasvasaban cuatro palets de faros a un camión alquilado y se procedió a la detención de estas dos personas.

A raíz de estas detenciones, ha indicado que se lograron determinar la forma de actuar de la trama delictiva, identificando a otros de los implicados en la organización responsables de la administración de una empresa de recambios del sector de la iluminación de automoción ubicada en la provincia de Barcelona.

Los agentes localizaron al responsable que adquiría el producto para la empresa de Barcelona, quien mantenía un contacto "directo y fluido" con 'el cabecilla' de la organización, que era el empleado de la factoría de Martos. Para adquirir el material que le interesaba le hacía constar el tipo de faros, marcas y modelos que quería.

Acto seguido, los integrantes de la organización planificaban la carga de los camiones, teniendo en cuenta los turnos de trabajo más oportunos para proceder a la sustracción de la mercancía, eligiendo habitualmente turnos con menos trabajadores.

Una vez sustraída la mercancía se "solía" almacenar en una nave o parcela aislada, propiedad de uno de los miembros de la organización, hasta completar la capacidad de carga de un vehículo pesado, al objeto de proceder a su transporte hasta su destino final.

Cuando el grupo delictivo había acumulado suficiente material, el responsable de la empresa de Barcelona se desplazaba hasta la localidad de Martos, con un vehículo tipo camión o furgoneta de alquiler, para trasladar la mercancía sustraída hasta sus dependencias de Barcelona.

Para hacer los pagos de los pedidos, la Guardia Civil ha indicado que se ha podido comprobar que el dinero era enviado, desde Barcelona a Martos, oculto en el interior de un faro o carcasa defectuoso, llegando a trasladar hasta 10.000 euros, en billetes de 50 euros. De esta manera, aparentaban la devolución del pedido por ser defectuoso.

Ha señalado que al ser una empresa la encargada de su transporte y distribución, de los efectos sustraídos, se les daba apariencia de legitimidad, llegando incluso, a falsificar documentos mercantiles (certificado), de una empresa de Martos relacionada con la multinacional perjudicada.

Los detenidos, según ha apuntado, habrían conseguido grandes beneficios, procedentes de la sustracción, transporte y distribución de mercancía. Por tal motivo, a finales de febrero, agentes de la Guardia Civil se desplazaron a la provincia de Barcelona, donde procedieron a la realización de varias entradas y registros, en la empresa ubicada en esa provincia. A los detenidos se les imputan los supuestos delitos de hurto continuado, pertenencia a organización criminal y falsedad documental.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN