El tiempo en: Jaén
Viernes 19/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

La Vertical

El balcón de Pilatos en Jaén

La plaza de Santa María ofrece un lustroso aspecto donde apenas dejan entreverse las baldosas porque están ocupadas por una ristra de piernas de turistas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • El balcón de Pilatos en Jaén. -

La plaza de Santa María ofrece un lustroso aspecto donde apenas dejan  entreverse las baldosas porque están ocupadas por una ristra de piernas de  turistas que sabiamente han elegido la capital del Santo Reino para saciar su  apetito cultural. 

Una chica joven se acerca a una de las dos guías que acompaña al  conjunto de criaturas que inundan la escalinata lateral de la Santa Iglesia  Catedral de la Asunción de la Virgen. 

La moza pregunta por el balcón de Pilatos. Un silencio preside a los  presentes. La guía les mira con interés. Los asistentes piensan: ¿qué está  diciendo?... se ha equivocado de ciudad. 

Insiste la muchacha en ahondar sobre la existencia de un balcón que  existía en Jaén y que todos sus vecinos lo bautizaron con el nombre de Pilatos. Intervino la guía, tal cual vedemécum, aclarando en esa misma plaza  existió el palacio de los Duques de Montemar, allá en el siglo XVI, destruido  para construir el actual Ayuntamiento. 

Dicho edificio fue embellecido por el arquitecto Andrés de Vandelvira y  contaba con un balcón cubierto de tejadillo que entusiasmó a la población  jaenera y como tenía semejanza con la tribuna del Pretorio, usaron el apelativo  de Pilatos para describirlo. 

Otro de los asistentes mira con extrañeza a la guía, que de inmediato aclara que el pretorio fue la sede del tribunal de los pretores romanos, es decir,  de los magistrados. 

Esta ciudad ofrece una importante historia, desconocida, que merece ser  tratada y alimentada por viandantes. Para ello, la mejor opción es recorrer sus  calles y plazas alimentándose de su historia y cultura, a través de los juglares  que deleitan a los transeúntes con crónicas de diversos acontecimientos  acaecidos en Jaén. 

Sus monumentos, rincones, leyendas, romances y otros encantos  forman parte de los pilares básicos para conocer la ciudad. Tampoco debes  extraviar en tu memoria la rica gastronomía, sus espacios naturales y muchas  más sorpresas que te dejarán perplejo porque no te lo esperabas encontrar en  un espacio tan variopinto como la ciudad de Jaén.

Mucho cuidado, no debes olvidar otro soporte trascendental que sostiene la estructura del puente que propicia el acercamiento a todas estas  bondades. Estamos hablando de su vecinos… ¡son muy buena gente!

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN