El tiempo en: Jaén
Lunes 25/01/2021

Bella ciudad de luz

De tiendas y de Belenes

Suena incoherente hacer una mezcolanza entre lo divino y lo humano, pero en estos días es hasta sano porque todo se complementa entre sí. Está clarísimo que en

Publicado: 26/12/2019 ·
22:37
· Actualizado: 26/12/2019 · 22:38
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Autor

Juanma Camacho

Portavoz de la plataforma ciudadana “Jaén Merece Más” y defensor del casco antiguo y de los intereses de Jaén

Bella ciudad de luz

Un cuaderno jaenero y reivindicativo en defensa de los intereses de los jienenses, su patrimonio y el turismo

VISITAR BLOG

Suena incoherente hacer una mezcolanza entre lo divino y lo humano, pero en estos días es hasta sano porque todo se complementa entre sí. Está clarísimo que en Navidad multiplicamos el gasto en todo tipo de bienes y, por qué no decirlo, en gran medida se hace desprendidamente para regalar a familiares y a amistades a las que no podemos disfrutar el resto del año. Esto es como lo bien vestidas que atardecen las ciudades, con sus iluminaciones especiales y actividades de calle. Es consumismo, pero también podemos verle el lado bueno y sacarle su aquél por el prójimo y el cambio de actitud de vida diaria, estos días más sonrientes por esos reencuentros y por la alegría máxima del Nacimiento del Niño Jesús.

Y como la realidad es tal cual sucede, hago férrea defensa en que procuremos diversificar nuestros bienes entre todos, para que se repartan y expandan en nuestras compras navideñas. Que nuestros bolsillos no concentren el gasto en los gigantes de internet ni en las grandes superficies, que han de existir por el libre mercado, los hábitos y porque también crean empleo. Pero no olvidemos esas tiendas, pequeños comercios y tenderos de siempre que nos proporcionan todo tipo de productos y género y que son verdaderos artífices de economía local y sustento de familias enteras. El pequeño comercio enciende las calles con sus escaparates, vertebra economía, proporciona seguridad al entorno, da vida a las calles, genera alegría, permite la gratuita accesibilidad peatonal sin excepciones.El pequeño comercio es el dinamizador de las ciudades y el eslabón de los emprendedores de base. Por eso, debemos redistribuirles parte de lo nuestro, porque a su vez ellos lo redistribuyen y sólo así hacemos núcleo y ciudad. Animo también a visitar los 39 Belenes inscritos en el concurso de la ciudad, una cifra muy considerable y a tenor de los poco más de medio centenar que se han registrado en una ciudad mucho más grande que la nuestra, como es Sevilla. No quiero ni imaginar qué pasaría si nuestro Ayuntamiento de Jaén impulsara talleres de dioramas y Belenismo en la UPM. Constituyamos una Asociación de Belenistas. Hay más afición a esta tradición de lo que parece, pero es necesario un impulso decidido. La suma de todos es fundamental, instituciones y particulares, para seguir el auge. Sembremos que la Diputación habilite un gran Belén en sus galerías, y que la propia Catedral recree otro enorme en el interior de sus naves, como ya hacen otras Catedrales. De esta manera, con el empeño y tesón de todos, iremos logrando cada año más Belenes para Jaén. Más esencia de Navidad, más gente en las calles, y más ambiente para los niños y para el bien social.

COMENTARIOS