El tiempo en: Jaén
Miércoles 02/12/2020

Jaén

La ‘Gran Recogida’ cambia la forma, no el fin

La Fundación Banco de Alimentos mantiene activa hasta el día 23 la IX Gran Recogida de Alimentos, que cambia la entrega de alimentos por donativos en la caja...

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Voluntario trasladando alimentos del FEGA.

 La Fundación Banco de Alimentos de Jaén ha puesto en marcha la IX Gran Recogida de Alimentos, que este año ha llegado con una propuesta diferente y más días de desarrollo, como consecuencia de las restricciones por la pandemia por el Covid-19.

La novena edición se desarrolla desde el pasado día 16 y permanecerá activa hasta el 23 de noviembre, con la peculiaridad de que este año consiste en donar la cuantía económica que cada persona desee a través de abonos en las cajas de cada uno de los supermercados que colaboran con la iniciativa solidaria. De esta manera, una vez terminada la campaña, la junta directiva de la Fundación podrá adquirir los alimentos en cada uno de los establecimientos, invirtiendo en estos la cuantía depositada por los clientes.

“La propuesta de este año viene originada por la imposibilidad de organizar equipos de voluntarios en las superficies de los supermercados colaboradores”, explica José Luis Villagrán, de la Fundación.

Reconoce que están “en manos” del personal que trabaja en las cajas de cada establecimiento. En la provincia, colaboran cerca de 250 tiendas y supermercados. En la capital jiennense, poco más de 40. “Este año estamos en manos del personal que trabaja en la caja del establecimiento. Si se implica y recuerda al cliente que la Gran Recogida está activa, la gente responde bien. Si no, la campaña pasará desapercibida al no poder contar con voluntarios que otros años han repartido octavillas y se ven al entrar y salir. Nuestros mejores voluntarios están siendo los cajeros de los supermercados”, dice.

Ante las reticencias que pueden aparecer entre los compradores, pues “no es lo mismo entregar alimentos, que donar dinero”, desde la Fundación aclaran que ellos no manejarán “ni un euro”.

Insiste: “A la Fundación no va a llegar el dinero, sino que la cuantía donada por los clientes se queda en los establecimientos y cuando termina la campaña, nos dicen cuánto se ha recaudado y esa cantidad se gasta en ese establecimiento. Ese dinero se transformará en alimentos”. Entre otros, en leche, aceite de oliva y productos infantiles. “Es lo que primará en nuestras compras porque es lo que más necesitamos”, aclara.

El único dinero que manejan, como ingreso finalista, es el que se recauda a través de las cuentas habilitadas. “Estamos teniendo muy buena acogida con la campaña de recaudación”, agradece. El año pasado, la Gran Recogida acumuló 170.000 kilos de alimentos en la provincia.

En la actualidad, la Fundación está atendiendo a casi 24.000 personas, a través de 184 entidades, lo que supone un incremento del 20% respecto a la atención realizada en 2019. Una de las fuentes de entrada de alimentos de la Fundación es a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que este año ha funcionado “como siempre, muy bien”, señalan. Ante el “incremento de la demanda social”, la Fundación ha tenido que pedir colaboración puntual.

“Desde el principio de la pandemia, los jiennenses han sido solidarios y se han volcado bastante. Hay entidades públicas y privadas que nos están ayudando y han permitido comprar alimentos que no nos han llegado por los canales tradicionales. Igual que hay momentos en los que el Banco se llena con cierta facilidad, hay otros en los que se vacía. Hay muchas personas solicitando ayudas”, termina.

Empresarios y vecinos

El pasado 16 de noviembre también arrancó la recogida de alimentos que está promoviendo el colectivo de empresarios del centro MÜY Jaén para ayudar al comedor social de la parroquia de Belén y San Roque y al centro de día de Santa Clara de Cáritas Diocesana. El objetivo, contribuir a la atención que ambos colectivos realizan en un contexto agravado por la pandemia.

El comedor de Belén y San Roque necesita alimentos como pastas, legumbres, azúcar, cacao en polvo, leche, fruta, carne, pescado, huevos y fiambre, entre otros. Los puntos de recogida son los establecimientos ‘Wanna Sneakers’ (San Clemente, 11); ‘Aire Jaén’ (San Ildefonso, 6) y ‘Sqrups’ (Virgen de la Capilla, 6).

En el comedor de Santa Clara requieren leche, zumo y bollería y se recogen en ‘Modas Re’ (Federico Mendizábal, 15) y ‘Cuatro Gatos Coworking’ (Obispo Aguilar, 2).

La junta directiva de la Asociación de Vecinos de Santa Isabel está recogiendo alimentos en la sede, de 10 a 13 horas y de 18 a 20 horas.

COMENTARIOS