El tiempo en: Jaén
Jueves 21/01/2021

Jaén

La catalogación de abrigos rupestres se licita "en enero"

Para poder iniciar el expediente de inclusión en la declaración ‘Patrimonio de la Humanidad de los abrigos rupestres del Arco Mediterráneo’

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Yacimiento arqueológico y rupestre de Otíñar.

El Ayuntamiento sacará este mes a licitación la catalogación de los abrigos rupestres del término municipal de Jaén. Así lo ha confirmado a VIVA el edil de Cultura y Turismo, José Manuel Higueras, cuando se cumple un año desde que se anunció la intención.

Desde la concejalía de Cultura han realizado un proyecto previo para sacar a licitación la catalogación y conocer cuáles serían susceptibles de incluirse en la declaración ‘Patrimonio de la Humanidad de los abrigos rupestres del Arco Mediterráneo’, que va desde Cataluña a Almería. Se sacará a licitación en breve. “Será este mes”, confirma Higueras.

“No tenemos personal técnico suficiente para realizar este trabajo. Queremos que se hagan levantamientos en 3D de algunas de las cuevas y, si se pueden hacer trabajos arqueológicos en ellos, hacer el proyecto arqueológico. También está contemplada una propuesta de preservación y comunicación de los abrigos rupestres”, confirma.  

El proyecto contempla una primera fase que consistirá en fotografiar, georreferenciar y catalogar los abrigos rupestres.

Según Higueras, el plazo para estos trabajos será de seis meses. “Este año tendremos ya una primera radiografía de cuántos abrigos rupestres hay en Jaén. Estoy seguro de que llegarán noticias interesantes”, valora.

La segunda fase del proyecto consistirá en determinar qué abrigos rupestres serán susceptibles de incluirse en la lista, para seguidamente preparar el trabajo de presentación del expediente de inclusión.   Higueras insiste en que es “importante” hacer una “catalogación lo más amplia posible”.  

Y es que a nivel local se conoce que hay “decenas” de abrigos rupestres, pero no están catalogados. Se han constatado en zonas como el paraje natural de Otíñar, la Fuente de la Peña, Los Cañones, La Imora, incluso a los pies del Cerro de Santa Catalina.

De momento, se trabajará sobre los abrigos rupestres de la capital. Sin embargo, en un principio se barajó la idea de presentar un expediente con los existentes en la provincia jiennense.   En la provincia de Jaén hay algunos declarados, como el de Santa Elena y el de Torres.

El proceso de inclusión es “relativamente complicado”, no tanto como si se tratara de un expediente único. “Hay un determinado número de abrigos rupestres ya incluidos como Patrimonio de la Humanidad. Una vez que certifiquemos que se trata de abrigos rupestres de la misma época y estilo de los del Arco Mediterráneo, se podrán incluir”, apunta.

A este respecto, advierte de que la mayoría de los abrigos rupestres de Jaén no podrían incluirse porque son posteriores, del Calcolítico, y tendrían que ser anteriores. De ahí que sea necesario este trabajo de investigación.

El conjunto de arte rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica está formado por 758 yacimientos con pinturas, y fue declarado Patrimonio Mundial en 1998. Se trata del conjunto de yacimientos de arte rupestre más grande de Europa. Las pinturas del Arco Mediterráneo se ejecutaron a finales del Paleolítico hasta la Edad de Bronce o de Hierro. Los yacimientos se distribuyen entre 16 provincias de seis  comunidades autónomas.

Según se recoge en el artículo ‘Arte rupestre del arco mediterráneo de la península ibérica en Andalucía’, en la región existen 69.

Durante la historia, la provincia de Jaén ha estado ocupada por distintas culturas que han dejado a su paso un rico patrimonio rupestre. La mayor parte de esas manifestaciones están declaradas Bien de Interés Cultural y recogidas en el Catálogo General de Patrimonio HistóricoAndaluz, destacando Sierra Morena como la comarca con mayor concentración de enclaves y predominando en la provincia el arte rupestre de estilo esquemático.

“La inclusión es importante. Supondría introducir la ciudad en el listado de Patrimonio de la Humanidad y se daría a conocer el tremendo potencial rupestre de Jaén. Permitirá mirar a la naturaleza jiennense como un lugar para el turismo y la conservación del patrimonio”, apunta.

Revertiría en la atracción de turistas. “La declaración sería un valor añadido a Jaén como destino de naturaleza, que sumaría los abrigos rupestres como patrimonio histórico. Quienes nos visiten, disfrutarían de los valores paisajísticos y conocerían la huella de quienes la habitaron hace más de cinco mil años”, termina.  

COMENTARIOS