El tiempo en: Jaén
Sábado 10/04/2021

Jaén

AktivJaén gestionará el camping ‘La Bolera’

El empresario Raúl Fuentes dará un giro a la infraestructura, mirando al glamping y dinamizando la estancia con actividades de aventura

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Piscina del camping La Bolera.

El empresario jiennense Raúl Fuentes, responsable de AktivJaén (Ocio, deporte y aventura), gestionará el camping La Bolera, en la Sierra del Pozo, en el municipio de Pozo Alcón, su primera infraestructura turística, tras un proceso de licitación de la Junta de Andalucía que arrancó en 2019 y se ha resuelto recientemente.  

“Es un lugar en el que ya trabajamos con nuestros grupos de escolares y con los campamentos de verano. Es un equipamiento que ha sido gestionado por el Ayuntamiento durante muchos años, a través de un convenio. Entendimos que podíamos dar un giro a su gestión y sacarle más rendimiento a este espacio”, explica. Se refiere a las casi 4 hectáreas de terreno, que incluye un edificio de recepción, otro para restaurante y cabañas de madera, en pleno parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

“Es un entorno en el que encuentras lugares tan interesantes como el pantano de La Bolera, en el que se pueden desarrollar actividades; el río Guadalentín, varios miradores, ascensiones a varias cumbres importantes de la provincia de Jaén, además de arroyos y senderos que complementan los equipamientos de uso público del parque natural. Es una zona que mira a Granada, Almería, Murcia y Málaga, muy bien comunicado por la Autovía A-92.  Es una parte de la sierra muy desconocida para los habitantes de Jaén capital”, explica.

Su objetivo es ampliar la capacidad de alojamiento del camping, que ahora es de 150 parcelas para tiendas de campaña de 70 m2 y ocho cabañas, con un alojamiento total para 500 personas. “Permite que no haya masificación”, aclara. Habilitará nuevas cabañas y más parcelas. “Serán acorde a la naturaleza de bosque y pino, respetuosas con el entorno, pensadas para un huésped que cada vez demanda más el glamping (camping glamuroso), que busca experiencias, pasar noches en lugares con atractivos diferentes”, apunta.

Es una apuesta por la dinamización turística. “Es un entorno para desarrollar actividades de aventura que complementan el alojamiento y la restauración que ofrece el camping. Nos va a permitir que muchas personas se sumen a las actividades de nuestra empresa”, apunta.

El camping cuenta con una piscina. “La intención es en un futuro ampliar con una piscina de chapoteo para niños. Lo que haremos es aumentar el perímetro de la piscina actual, para que los usuarios puedan estar en el recinto con más espacio y seguridad”, adelanta.

En cuanto al restaurante, el objetivo es ofrecer “un servicio de calidad, con productos de la comarca, de kilómetro cero, y ofrecer al visitante un restaurante referente de la gastronomía tradicional de la zona”, según apunta.

Optimista, su pretensión es poder abrir la infraestructura turística a lo largo de 2021. “Es un bien para la comarca, el pueblo y para la gente, que tiene mucha necesidad de trabajo. Hemos conformado un equipo de 10 ó 12 trabajadores para la temporada alta”, termina.

COMENTARIOS