Quantcast
El tiempo en: Jaén
Lunes 14/06/2021

Jaén

Manuel Bonilla: “Hemos perdido dos años y no hay ningún plan de futuro de ciudad”

Entrevista con el portavoz del Grupo Popular Municipal en el ecuador del mandato

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Manuel Bonilla

El portavoz del Grupo Popular Municipal, Manuel Bonilla, cree que la ciudad ha perdido dos años con el Gobierno de PSOE y Cs y considera que no hay ningún plan de futuro. Apuesta por el diálogo y el acuerdo, que cree que no se ha producido con los empleados y las concesionarias y muestra su satisfacción por la ilusión que ha generado la llegada de Erik Domínguez a la presidencia del PP, aunque reconoce el trabajo de Juan Diego Requena. Sobre su futuro, tira de manual y asegura que estará donde el PP considere oportuno.

¿Qué balance hace de estos dos años de mandato?

–El resumen del balance nos lo ha dado el alcalde en las últimas semanas, cuando le solicitaba ayuda a los jiennenses en la cuestión del tranvía y de otros asuntos. Estamos ante un alcalde que no ha hecho nada salvo despedir a 130 trabajadores de manera directa o indirecta o subirle los impuestos a los jiennenses. Hay 3’5 millones de euros (subida de impuestos) que han salido de los bolsillos de los vecinos y que están en las arcas municipales, porque no se gasta el dinero. Después de eso, de cara a conseguir que a Jaén lleguen inversiones, industria, creación de empleo, resulta que el Ayuntamiento no ha hecho nada y el alcalde le pide a los jiennenses que hagan su trabajo. Quien tiene que irse a Madrid y Sevilla es el alcalde. Entró con mucha fuerza, pero después no ha habido nada más. Es verdad que ha venido la pandemia, pero en otros ayuntamientos se han hecho muchas cosas y aquí nada. Aprobamos 100 medidas consensuadas para la pandemia que se han quedado en el tintero. Y lo peor es que tienen mayoría. Se ha renunciado a tener un presupuesto y un PGOU. Las modificaciones puntuales pueden llegar a ser un fraude de ley (en referencia al presupuesto). Tampoco se ha hecho nada con el Pepri. Hemos perdido dos años.

¿Pero con el Pepri tampoco hizo nada el PP en dos mandatos? En resumen, ¿ve la ciudad mejor o peor tras estos dos años?

–La veo sustancialmente peor y sin futuro. Hay cosas que no se hicieron y otras que sí. Se aprobó un PGOU a finales de 2014, que ha permitido que se creen cientos de puestos de trabajo y una inversión superior a los 100 millones de euros, 80 en el centro comercial y 20 en el Palacio de Deportes. No olvidemos que ambas inversiones serían imposibles sin el PGOU de Javier Márquez. Luego hemos visto al alcalde, que tachó el centro comercial de especulación urbanística, hacerse la foto y presumir de inversiones. Me parece genial que haya cambiado de criterio. Se avanzó en la peatonalización y todos recordamos la actividad social que había en Jaén y cómo cambió la Navidad en el año 2018, cómo ha mejorado la limpieza gracias al contrato que hicimos. El problema ahora es que no se está trabajando para que la ciudad tenga un futuro. No hay ningún plan de ciudad. El único plan que parece que tienen es el DUSI y está diseñado ya. Y por cierto, llevamos dos años en blanco con él. De 19 millones de euros apenas se han invertido 200.000 euros y va pasando el tiempo. Este alcalde está viviendo de lo que se hizo en el anterior mandato. Ha renunciado a hacer un presupuesto, a un PGOU, no sabemos si se ha renunciado al Pepri. Insisto, no hay plan de futuro para la ciudad.

¿Cuál es su posición sobre el tranvía?


–El posicionamiento del Partido Popular ha sido siempre coherente y siempre el mismo.

Con todo el respeto, no puede usted decir que el posicionamiento del PP ha sido siempre el mismo, o es en contra como en la época de Fernández de Moya, o es a favor.

–En el mandato de Fernández de Moya se adoptaron dos acuerdos plenarios, uno en el que se decía que el Ayuntamiento no tenía capacidad para gestionar el tranvía solo. El segundo acuerdo fue el de declararlo como transporte metropolitano. No se decía que no queríamos el tranvía.

Pero si se llevaron las llaves de las cocheras a San Telmo…

–Lo que se decía era: gestiónelo usted. ¿Quién lo va a gestionar ahora, cuando se ponga en marcha? La Junta de Andalucía gobernada por el PP. Lo que nos hemos encontrado al llegar a la Junta de Andalucía es de un caos absoluto sobre el tranvía. Todo ello ha exigido un trabajo que se ha hecho y a las pruebas me remito. (Tras la entrevista la Junta anunció la fecha de la firma del convenio).

¿Qué opina de la comisión del World Pádel Tour?

–Fue un auténtico paripé. Hemos pedido que, o la convoquen, o la cancelen. Lo que no se puede poner en duda es la credibilidad del antiguo concejal de Deportes. Se han dicho auténticas barbaridades, como que se estaba poniendo en peligro a los espectadores. La empresa que montaba los graderíos es la que los monta en la Fórmula 1. ¿Usted cree que una empresa con ese prestigio y experiencia en todo el mundo va a poner en peligro la integridad física de las personas? Hemos pedido informes a los técnicos porque no es verdad lo que se ha dicho y hemos pedido que declare el anterior concejal y el actual. El edil del PSOE debe explicar por qué a día de hoy siguen sin cobrar los patrocinadores del evento.

¿Han pesado acudir a la justicia?

–Es complicado con una comisión que según un informe de la Secretaría municipal carece de validez. Carece de efectividad jurídica. Lo que hay es una auténtica indefensión.

¿Pero las acusaciones han sido graves?

–Así es. Aquí hay una cuestión, que es que el Patronato de Deportes en dos eventos de pádel ya se ha gastado 90.000 euros. ¿Alguien ha visto esos eventos en algún medio de comunicación? ¿Alguien conoce su retorno? La primera edición del World Pádel Tour costó 130.000 euros, cuando cuesta 250.000 euros más IVA. Probablemente se cometió el error de decir que era a coste cero, porque en ningún sitio se celebra a coste cero, pero se hizo una buena gestión. Es verdad que en la segunda edición se elevó el precio, porque hubo que asumir el coste de algunos patrocinadores. La pregunta ahora es saber si se ha pagado ya y cuáles son los sobrecostes que va a tener para el Ayuntamiento no haber llegado a un acuerdo con el organizador. Nuestro cálculo es de 40.000 euros más, sin saber si se ha recuperado el IVA. Queda claro que tenía una clara intencionalidad política para perjudicar al Partido Popular.

¿Cómo define la situación financiera del Ayuntamiento?

–Hemos perdido dos años también en la situación financiera. Estamos empeorando. Es verdad que en déficit estamos en una situación muy parecida a la que dejamos. El déficit consolidado es de un millón de euros y a partir de ahí, en 2018, teníamos un déficit de 4’8 millones de euros y ahora estamos en un millón. Con nuestro gobierno se reducían unos seis o siete millones al año. Lo normal es que ahora estuviéramos en superávit. Lo que no se puede vender es el resultado presupuestario como superávit. El Ayuntamiento lleva en resultado presupuestario positivo desde el año 2015. La deuda financiera estaba en torno a los 430 millones en 2018 y ya vamos por 480; hay un incremento de 47 millones de esa deuda financiera. Llevamos dos años sin amortizar nada. Además, se ha incrementado la deuda con proveedores en 30 millones. Lo preocupante es que en las cuentas hay más de 26 millones de euros. Estamos en 640 días de media de pago a proveedores y con dinero en las cuentas. ¿Por qué no se paga y se ayuda a los proveedores? Sin duda, hay un problema de gestión.

COMENTARIOS