Quantcast
El tiempo en: Jaén
Miércoles 22/09/2021

Jaén

El siguiente en la lista de Cs en Jaén hablará con el partido

María Cantos, Francisco Díaz y Miguel Castro denuncian las “excusas baladíes” de Cs para expulsarlos, que han sido humillados y no tienen comunicación oficial

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los exconcejales de Cs Miguel Castro, María Cantos y Francisco Díaz, estuvieron acompañados por el ex asesor Bruno García.

El quinto edil que concurrió en las listas de Ciudadanos (Cs) en las pasadas elecciones municipales al Ayuntamiento de Jaén es Bruno García, secretario general de la Federación Comercio Jaén, y lo hizo como independiente. En estos dos años ha trabajado como asesor de los exconcejales de la formación naranja María Cantos, Francisco Díaz y Miguel Castro, expulsados por abandonar el gobierno local.

Bruno García ha sido despedido como asesor y reconoce que está en un “período de análisis” de cara a su futuro. “Me gustaría hablar con Ciudadanos”, ha declarado este miércoles, tras acompañar a los exconcejales de Cs en una comparecencia pública en la que han denunciado las “excusas baladíes” que el partido ha referido sobre su expulsión.

García confesó que comulga con la postura de María Cantos y alabó su eficacia y trabajo. “Estoy pendiente de que el secretario del Ayuntamiento me explique situaciones que quiero conocer”, dijo.

Igualmente, García señaló que “por la ciudad se trabaja muy bien desde la oposición, que es absolutamente necesaria”. Dijo: “Muchas veces las personas somos importantes no tanto por lo que hacemos, sino por lo que evitamos que se haga. Jaén necesita que se hagan muchas cosas, pero también que no se hagan otras que se han hecho, que la han condenado y la han lastrado”.

García apuntó que es “amigo de dar explicaciones” y de no justificarse por lo que hace.

Mientras que María Cantos y Miguel Castro pasan a formar parte del grupo de los no adscritos, el edil Francisco Díaz está pendiente de la declaración de incompatibilidad que se lleva al pleno este jueves, 29 de julio, por ser empleado municipal y haber vuelto a su puesto de trabajo tras la retirada de su liberación. No puede seguir siendo concejal a menos que vuelva a pedir una excedencia, pero sin estar liberado y sin recibir asignación económica por el Ayuntamiento. “Lo que se pretende hacer con Francisco Díaz no se ha hecho nunca. Insisto en el ensañamiento contra nosotros tres. El hecho de que a un trabajador municipal que es concejal se le obligue a renunciar a un acta que ha conseguido poniendo su cara, nombre y trabajo para que lo jiennenses lo votaran está creando un precedente muy peligroso. Arrieritos somos (…) Hay concejales en la oposición que son funcionarios públicos del Ayuntamiento y que se encuentran en la misma situación”, denunció María Cantos.

La persona llamada a sustituir a Francisco Díaz es Bruno García. “Cs nos expulsa por no asumir sus órdenes. No vinimos a obedecer órdenes, si no a mejorar Jaén. El equipo humano formado por los hoy concejales expulsados de Cs y nuestros asesores, todos despedidos, ha sido el más valiente que jamás ha pisado el Ayuntamiento de Jaén. Nunca se ha generado tanta ilusión e iniciativas en el seno de este Consistorio y Bruno García ha formado parte. Cuando se aclare la situación de Díaz, tendrá su oportunidad”, dijo Cantos, señalando que le gustaría que siguiera a su lado.

Como publicara VIVA en la edición del 28 de julio, el coordinador provincial de Cs, Miguel Moreno, prevé que García pase a formar parte de los no adscritos.

 

Los exconcejales denunciaron que se han sentido “humillados”, que sus derechos han sido “vulnerados” y que aún no han recibido “comunicación oficial” de su expulsión.

“Trabajaremos como un grupo, puesto que nunca hemos dejado de serlo. Seré la portavoz, extraoficialmente, de un grupo político de tres ediles, más de los que tiene Cs (1), Vox (2) e igual que Unidas Podemos por Jaén (3). El alcalde podrá quitarnos nuestros sueldos, podrá despedir a nuestros asesores, dejarnos sin grupo municipal, como ha hecho, pero nunca nos quitará la pasión, el coraje y amor por Jaén, que necesita a gente valiente, con ambición, sin miedos”, valoró María Cantos.  

No entregarán su acta como concejal. “Sería Cs el que tendría que devolvernos el acta que ha quedado en el equipo de Gobierno municipal, porque fue Cs el que nos buscó y se aprovechó de nuestra bagaje. Si ahora no nos quiere, no es problema nuestro”, valoró Cantos.

Sobre el partido político fundado por Cantos en 2017, ‘Jaeneros’, confirmó que “nunca ha estado muerto” y que la intención era sacarlo adelante. “No sé si iremos a las próximas elecciones municipales. Hoy por hoy seguimos siendo concejales del Ayuntamiento de Jaén y defendemos lo mismo para la ciudad”.

Cantos recordó que cuando fueron “fichados” por el secretario nacional de organización de Cs en octubre de 2017, declinaron la oferta porque habían anunciado públicamente la intención de dar un nuevo paso en la vida pública, fundando un partido político, que fue inscrito oficialmente en septiembre de 2017. “Es crucial este dato. Cuando accedimos a integrarnos en Cs no éramos unos desconocidos en Jaén. Nos avalaban dos décadas de trabajo en nuestra ciudad por nuestro pro-activismo por Jaén (Asociaciones Vecinales, Federación OCO, cofundadores de la Plataforma Ciudadana Jaén Merece Más).Todo unido a la fundación de un partido político creado por y para la defensa de los intereses de Jaén, nos confería un bagaje muy atractivo para ser fichados por un partido político que buscaba referentes en la sociedad civil jiennense. Nosotros no fuimos en busca de Cs, Cs vino en busca nuestra”, espetó.

Cantos explicó que Cs les obligó a permanecer en un gobierno, “en contra” de sus principios y voluntad. “Se nos pretendía condenar a ser la muleta de un Gobierno socialista bajo la amenaza de pérdida de nuestros derechos y la expulsión”, apuntó.

Por otra parte, denunció que ha sido “doblemente decepcionados”. Apuntó: “Por un lado, por el trato del alcalde, que no nos ha permitido llevar a cabo las iniciativas que con tanto esfuerzo hemos trabajado. El alcalde pasará a la historia, pero por haber tenido en su mano la posibilidad de salvar a Jaén y porque le faltó el coraje para hacer cumplir a su partido con la promesa hacia Jaén. Prefirió la lealtad o sumisión a su partido, antes que la lealtad a Jaén. Por otro lado, por Cs, que ha antepuesto sus intereses a los de los jiennenses, con tal de permanecer en el Gobierno con el PSOE, pervirtiendo los valores que lo llevaron hasta ahí”.

Sobre la edil de Cs María Orozco, ahora primera teniente de alcalde y edil Economía, Hacienda, Comercio y Mercados, aseguró que “nunca ha estado arrinconada”. Señaló: “Siempre ha estado en el otro lado de la balanza. No parecía un equipo de 4 (Cs) más 11 (PSOE), sino de 3 más 12. Ha vuelto a su origen. Se le nota en la cara que es feliz porque abiertamente está haciendo lo que lleva haciendo dos años. Me alegro de que se haya quitado la careta, que se vea que sus socios y amigos son los políticos con los que ahora está. Nunca nos ha tenido el cariño que nosotros le hemos demostrado. No era parte de nuestros planes. La integramos confiando en su currículo, pero la verdad es que no ha salido como esperábamos”.

Respuesta de Millán y Orozco

El alcalde, Julio Millán, y la primera teniente de alcalde María Orozco han respondido a los tres exconcejales expulsados de Ciudadanos (Cs). “Hay que declarar la incompatibilidad de Francisco Díaz porque no puede ser concejal. Es la aplicación de la Ley, que dice que un funcionario público de una institución no puede ser concejal al mismo tiempo. La incompatibilidad de Díaz es sobrevenida porque al día siguiente de haber sido suspendido de militancia y tener la liberación, pidió el reingreso en su puesto de trabajo”, dijo Orozco.

El alcalde dijo: “Los partidos políticos, conociendo la norma, no dan pie a que esto pase, a que el pleno tenga que declarar la incompatibilidad. Si conocemos el final, no lo provocamos.  Hay que ser responsables. Han perdido una liberación. Tienen que asumir las consecuencias de sus actos, no decir que arrieritos somos. Los actos lo han provocado ellos. Que no nos hagan responsables al resto de partidos políticos de las decisiones que han tomado ellos. Hemos sido muy respetuosos, cuando no han tenido ni la deferencia ni lealtad de una llamada o una mínima explicación. No son coherentes, deberían haber dejado el acta, pero sin embargo continúan y dicen que la culpa es de los demás. Que no den más espectáculos”.

Finalmente, María Orozco señaló que no tiene que dejar el acta como concejal porque a ella no la han expulsado. “Están creando un circo. Ciudadanos es un partido serio, útil, necesario y liberal. He respetado las normas y estatutos de mi partido, trabajando por mi ciudad. Si ellos, unilateralmente, han decidido irse y los han expulsado, los que tienen que irse y dejar el acta son ellos. Están hablando de una ética y valores que ellos han perdido. Que demuestren dignidad y valentía y que dejen el acta porque para trabajar por Jaén no se tiene que estar en los no adscritos, sino estar en un grupo político para hacer propuestas. Que asuman sus responsabilidades y se vayan”, espetó.

 

COMENTARIOS