El tiempo en: Jaén
Jueves 29/02/2024  

Andalucía

Y tú, ¿qué tipo de hombre eres?

Un grupo de investigadores canadienses invitan a los hombres a preguntarse: ¿cuál es mi estilo masculino?

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Y tú, ¿qué tipo de hombre eres? -
  • La masculinidad neotradicional corresponde a aquellos hombres heterosexuales que siguen, en gran medida, los roles de género tradicionales
  • El estilo de masculinidad progresivo es el de aquellos hombres que trabajan para construir una equidad de género

Si usted, lector, es hombre, heterosexual, ¿con cuál de los siguientes testimonios masculinos se siente más identificado?  Cada una de las declaraciones refleja un estilo de masculinidad diferente, según un estudio científico.

Testimonio 1: “La mayor parte del tiempo ella (mi pareja), se ocupa de las tareas de la casa, mientras yo me encargo de las tareas masculinas como lavar el auto. Además, a veces voy a hacer la compra y también hago trabajos de pintura en la casa”.

Testimonio 2: “Teníamos conflictos porque mi novia sentía que cocinaba más a menudo que yo. Y era cierto. Lo resolvimos programando las tareas culinarias: ahora, si ella cocina tres días, yo cocino otros tres. Al tener un cronograma cuantificable pudimos dividir la preparación de comidas de modo más equitativo”.

Testimonio 3: “Desarrollar una relación de pareja equitativa y segura, donde se valore la vulnerabilidad de cada uno y donde esté incorporada la intimidad, requiere trabajo y reflexión sobre nuestra sociedad y sobre lo que tú y tu pareja quieren respectivamente como personas. También requiere mucha introspección emocional”.  

TRES ESTILOS MASCULINOS

La manera en que los hombres desarrollan sus relaciones de pareja más estrechas depende de su estilo de masculinidad, que básicamente puede ser clasificado en tres categorías: neotradicional, igualitario o progresista, según una investigación dirigida por John Oliffe, experto en salud masculina de la Universidad de Columbia Británica (UBC), en Canadá.

Los testimonios anteriores pertenecen a distintos participantes de este estudio de la UBC (www.ubc.ca), basado en una serie de entrevistas efectuadas a 92 hombres heterosexuales, de entre 19 y 43 años de edad y con  diversos orígenes culturales, según la universidad.

La masculinidad neotradicional o neotradicionalista, corresponde a aquellos hombres que siguen en gran medida los roles de género tradicionales, como ser proveedores y protectores en el marco de la relación de pareja, según la UBC.

Algunos hombres con este estilo masculino suelen considerar que “el hombre es la ‘cabeza de la familia´” y que “es responsable de que la relación sea equitativa”, como manifestó uno de los entrevistados para el estudio.

Los varones con un estilo igualitario, buscan una asociación más de “igual a igual” con su pareja sentimental, poniendo énfasis en que la relación sea de carácter mutuo y recíproco y que el hecho de “dar y recibir” sea mensurable, es decir que pueda ser medido o valorado, según el estudio de la UBC.

Uno de los participantes, que encaja en esta tipología expresó: “A ella (mi pareja) no le gusta cómo cocino, ni tampoco le gustan la carne ni las patatas. En cambio, a mí, me encanta su cocina. No pretendo que ella guise, sino de que ambos estemos contentos con el resultado, haciendo lo que mejor se le da a cada uno”.

El tercer estilo de masculinidad, el progresivo, es el de aquellos hombres que trabajan para construir una equidad de género en la relación, manteniendo conversaciones periódicas y decididas con su pareja, para establecer quién se encarga de realizar las distintas actividades que tienen lugar en el ámbito del vínculo amoroso.

Un hombre con este estilo masculino explicó a los investigadores de la UBC, que él coincide con su pareja en que en algunos países y dependiendo de la política social, las mujeres deben afrontar “una triple carga, que además se está volviendo cada vez mayor: consistente en que una mujer tiene que ser una buena mamá, una buena trabajadora y al mismo tiempo lucir hermosa”. 

IMPACTO EN LAS RELACIONES

“Nos propusimos comprender cómo los diferentes tipos de masculinidades moldean las relaciones de los hombres y su salud mental, y comprobamos que cada uno de estos estilos masculinos se asocian con diferentes beneficios y desafíos”, señaló el doctor Oliffe, catedrático de investigación de Promoción de la Salud de los Hombres Canadá y profesor de enfermería en la UBC.

"Aunque se sabe que los hombres jóvenes se involucran cada vez más en la promoción de la equidad de género, se conoce poco sobre cómo trabajan para construir alianzas en sus vidas privadas de pareja. Con esta investigación esperamos haber ayudado a mapear ese espacio inexplorado” explica Oliffe.

Oliffe señala que aquellos participantes en el estudio que promovieron activamente la equidad de género y la justicia social, informaron de una mejora en su bienestar mental, mientras aquellos que desafían estos ideales podrían enfrentar situaciones de aislamiento o críticas de los demás, lo cual puede repercutir en su bienestar psicológico.

El estudio también encontró que a algunos hombres con un estilo igualitario todavía les cuesta comprender plenamente el concepto de lograr la igualdad de género mediante la división de las tareas domésticas estrictamente al 50 por ciento, según Oliffe.

“Estos cambios y tensiones tienen implicaciones para la salud mental masculina”, según Oliffe.

Para compartir sus hallazgos, el equipo de la UBC lanzó una exposición fotográfica en línea  (https://mbipr.menshealthresearch.ubc.ca/3-masculinities-gallery) con 120 fotografías efectuadas por los participantes del estudio y que representan las tres masculinidades estudiadas. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN